Trabajadores sanitarios condenan vacunación a cubanos antes que a venezolanos del sector salud

Un miembro del personal de Médicos sin Fronteras se prepara para esperar a que los pacientes se hagan la prueba de COVId-19 frente a una bandera venezolana en el Hospital Pérez de León del barrio de Petare, en el este de Caracas, el 23 de junio de 2020, en medio de la nueva pandemia de coronavirus. . (Foto por Federico PARRA / AFP)

 

El Frente Amplio Profesional, la Confepuv e Inprenfermería manifestaron su indignación al conocer que más de 21 mil cubanos que colaboran con el régimen hayan sido vacunados, mientras que al personal sanitario venezolano lo condenan a la espera.

Durante Semana Santa los trabajadores del sector salud se indignaron al conocer que Nicolás Maduro priorizó en la vacunación contra la COVID-19 a más de 21 mil cubanos que colaboran con su régimen, mientras que el personal de salud venezolano enferma y muere a causa de la enfermedad. La noticia se divulgó por el sitio digital de noticias cubano cubadebate.cu/, que el 31 de marzo publicó una información en que señaló que ya habían sido inmunizados “el 95% de los “cooperantes cubanos” y asomó que en el presente mes de abril se les aplicará la vacuna al 5% restante.

Ante ello, los trabajadores sanitarios del país, agrupados en el Frente Amplio Profesional, Confepuv y el Imprenfermería, manifestaron su pública condena por ser un acto que viola la constitución, que consagra que “la salud es un derecho social fundamental, obligación del Estado, que lo garantizará como parte del derecho a la vida”.

PROFUNDA INDIGNACIÓN

“Estamos profundamente indignados y sabemos que el pueblo venezolano también lo está. Vemos con negativo asombro la insólita situación que sucede en nuestro país en referencia a cómo se viene realizando el proceso de inmunización. Mientras, los ciudadanos y personal de salud lo único que hace es orar para que Dios nos proteja del virus chino”, dijo la doctora Olivia Zurita, presidenta de Confepuv.

“Este régimen desde el mes de febrero empezó la vacunación para los colaboradores cubanos y se extendió al resto de sus misiones. Han jugado con el proceso de inmunización negándosela a los médicos, al personal de enfermería y a los trabajadores de la salud en general, que son los que cada día se contagian y fallecen. Igual sucede con el resto de la población, porque además rechazaron por su interés político los 12 millones de dosis de las vacunas AstraZeneca, que se lograron gracias al acuerdo alcanzado por la presidencia encargada de Venezuela y la legítima Asamblea Nacional electa en el 2015”, agregó.

“SERÁ QUE TENDREMOS QUE IRNOS PARA CUBA”

“Lo que sucede en Venezuela no se ve en ninguna parte del mundo, porque no hay gobierno que en medio de esta pandemia no anteponga para la vacunación al personal de salud de su nación. ¿Será que tendremos que irnos para Cuba y nos entreguen su identidad para poder ser vacunados?”, se pregunta la doctora Zurita.

“Son 21.000 colaboradores cubanos en Venezuela inmunizados contra el virus de la COVID-19, con la vacuna rusa Sputnik V y la Sinopharm de China.

No estamos diciendo que esos cubanos no la merecen, porque todos los habitantes del planeta la merecen, pero qué pasa con los ciudadanos venezolanos. Y esto no es invento porque el doctor Reinol Delfín García Moreiro, jefe de la Misión Médica Cubana en Venezuela y la enfermera Belkis Chaviano González (vacunadora del Distrito Capital), fueron lo que suministraron la información y manifestaron su agradecimiento al régimen de Maduro”, subrayó Olivia Zurita.

“Señores qué les pasa. Les recordamos si es que sufren de pérdida de la memoria que nuestra nación se llama Venezuela y no Cuba. Y son los venezolanos y su personal de salud los que están muriendo por el SARS-CoV-2”, manifestó.

SOS AL MUNDO

“Le mienten al pueblo cuando dan los manipulados reportes de contagiados y fallecidos, porque ocultan las cifras reales y hay un sub-registro de información. Ellos dicen que lamentan la pérdida de un héroe de la salud, pero la verdad es que somos víctimas de su negligencia… No se burlen más de nosotros y de todos los venezolanos. No les importamos”, resaltó Zurita.

“En el caso de los trabajadores venezolanos de la salud, Maduro y sus funcionarios no se preocupan y menos se ocupan de tratar de equipar los establecimientos de salud para que el personal cuente con equipos de protección personal, desinfectantes, medicamentos, alimentos, agua, reactivos, equipos de material médico-quirúrgico. No hay camas suficientes para hospitalización y de terapia intensiva, etc. Todo el sistema de salud está colapsado a causa de las malas políticas. Incumplen los artículos constitucionales 83 y 84 y tampoco siguen las normas de la Organización Mundial de la Salud y la Lopcymat”, apunta la máxima representante de la Confederación de Profesionales Universitarios de Venezuela.

“Hacemos un llamado a todos los organismos de salud del mundo, a la Alta Comisionada de los Derechos Humanos de la ONU, Michelle Bachelet, al Parlamento Europeo, al Grupo de Contacto, la OEA, etc., para que estén vigilantes frente a lo que sucede con los trabajadores de la salud en Venezuela y solicitamos se pronuncien al respecto”, precisó Olivia Zurita.

MENSAJE A LA CIUDADANÍA

“Le recordamos a toda la población que el sector salud no va a bajar su guardia seguiremos levantando nuestra voz y protegiéndonos, pero insistimos en que nos ayuden, porque a esta cúpula no le interesa la salud de sus ciudadanos. También deben cuidarse porque así nos ayudan a cuidarnos a nosotros, cumpliendo con los tres elementos fundamentales: el uso correcto del tapaboca, el lavado de las manos y el distanciamiento social”, dijo para concluir Olivia Zurita.

ASCIENDEN A 538 LOS FALLECIDOS DEL SECTOR SALUD POR COVID-19

Confepuv, Inprenfermería y el FAS-Salud, por otro lado, reseñaron 23 nuevos fallecimientos del personal sanitario del país, como consecuencias de las complicaciones derivadas por la COVID-19, durante el lapso comprendido del 29-03-21 al 04-04-21.

Con estos decesos se incrementó a 538 el número de fallecidos, desde el comienzo de la pandemia en Venezuela, el 13 de marzo de 2020.