El representante español de Plus Ultra emitió facturas falsas a nombre de la empresa rescatada con 53 millones de euros

Federico Lledó Soria, consejero delegado de la agencia Summerwind GSA que representa a la compañía aérea Plus Ultra en España y América Latina, ordenó a varias empresas participadas de su grupo simular préstamos y emitir facturas de más de 20.000 euros por conceptos ficticios, para justificar salidas de dinero.

Por M.A. RUIZ COLL / okdiario.com

En estas facturas falsas emitidas durante los dos últimos años se hicieron constar como concepto las comisiones por la venta de billetes de Plus Ultra, la presentación de la compañía aérea en varios países y el contrato de su call center.

De acuerdo con los documentos a los que ha tenido acceso OKDIARIO, Lledó realizó estas operaciones en estrecha colaboración con el director comercial de Plus Ultra, Gibson Preziuso, quien con anterioridad ha sido vicepresidente de Avior Airlines, la compañía aérea ligada al régimen de Nicolás Maduro que actualmente tiene prohibido volar sobre la Unión Europea y Estados Unidos.

El Gobierno de Pedro Sánchez ha acordado inyectar a Plus Ultra 53 millones de euros en ayudas de los fondos europeos, a pesar de que esta compañía aérea sólo cuenta con un avión, sus gestores estuvieron implicados en la quiebra de Air Madrid y sus principales accionistas pertenecen al círculo de la vicepresidenta de Venezuela Delcy Rodríguez.

Summerwind GSA es la agencia que lleva la representación de Plus Ultra en España y buena parte de América Latina, para el transporte aéreo de mercancías (a través de su filial Summerwind Cargo). Al menos hasta el pasado 12 de marzo, la agencia de Federico Lledó también gestionaba la venta de billetes de Plus Ultra (a través de Summerwind España) y su call center para la atención telefónica a sus clientes.

La agencia de Lledó también lleva por contrato la representación de Avior Airlines en Europa, a pesar de que esta compañía próxima al régimen chavista tiene prohibido volar sobre territorio europeo desde noviembre de 2017, ya que no cumple ninguno de los requisitos establecidos por la Agencia Europea de Seguridad Aérea.

Al igual que el director comercial de Plus Ultra, Gibson Preziuso, también procede de la aerolínea chavista Avior Airlines José David Suárez, yerno de Federico Lledó, socio y responsable de desarrollo de negocio de Summerwind España y Summerwind Cargo.

De acuerdo con los documentos y audios a los que ha tenido acceso OKDIARIO, al menos desde enero de 2019 Federico Lledó ha solicitado a varias filiales del grupo Summerwind en Latinoamérica que emitan facturas por conceptos ficticios, sin reflejo en su contabilidad oficial, y contratos de préstamo presuntamente simulados, para maquillar salidas de dinero y movimientos entre las distintas empresas del grupo.

El primer audio que encabeza esta noticia corresponde a un mensaje de voz que Federico Lledó mandó en enero de 2019 al responsable de una filial en Suramérica, para pedirle que confeccionara unas facturas «con carácter retroactivo», para justificar pagos de Summerwind Cargo, la empresa del grupo dedicada al envío de mercancías por vía aérea.

Facturas «retroactivas» sin asiento contable

«Se va a poner en contacto contigo Pedro [Núñez], nuestro nuevo administrador», explica Lledó en su mensaje de voz. «Vamos a necesitar justificar unos pagos que hicimos desde Summerwind Cargo a Chile. Vamos a necesitar que haya el respaldo de unas facturas, son con carácter retroactivo. Sé la complejidad, pero hay que hacer lo que sea para poderlas hacer, aunque no tenga ningún tipo de asiento contable. Simplemente necesito el respaldo aquí, ¿vale? Por favor, ponte a colaborar porque las necesitamos mañana», aseguraba.

Es decir, la filial de Chile nunca recibiría el importe de la factura ni quedaría ningún rastro de esos pagos en su contabilidad. El documento serviría únicamente para justificar la salida de dinero desde Summerwind Cargo.

Como había anunciado Lledó, el administrador del grupo, Pedro Núñez de Cela, dirigió el mismo 31 de enero de 2019 un correo electrónico a la filial en Suramérica dando instrucciones para confeccionar estas facturas simuladas: «He hablado con nuestro asesor», dice el mensaje al que ha tenido acceso OKDIARIO. «Y al final la mejor opción es hacer una o varias facturas por un importe superior a esos 20.000 euros, por ejemplo 22 o 23.000. Esto es mejor así porque en uno de los pagos pone ‘pago a cuenta’. La fecha nos da igual (relativamente). Tienes que hacerlas con la fecha más antigua que puedas. Si puedes hacerla en diciembre de 2018, perfecto, si no, pues en enero de 2019», prosigue el mensaje.

El mensaje enviado por Pedro Núñez desde su cuenta de correo electrónico corporativo de Summerwind a una de las empresas del grupo en Latinoamérica, el 31 de enero de 2019.

 

Y a continuación, el administrador de Summerwind España enumera alguno de los conceptos ficticios que pueden aparecer en las facturas: «Alquiler de oficina, servicio de call center, asesoramiento comercial, laboral y legal, contribución a la presentación de Plus Ultra, etc.».

Como se desprende de estas palabras, al menos uno de los conceptos falsos que debían aparecer en la factura alude a Plus Ultra, la aerolínea de capital venezolano a la que Pedro Sánchez ha decidido inyectar 53 millones de euros a través del Fondo de Apoyo a la Solvencia financiado por la Unión Europea. El administrador de Summerwind España hizo constar que enviaba el mensaje con copia al consejero delegado, Federico Lledó, quien por tanto era pleno conocedor de la operación para emitir facturas simuladas.

La operación se repitió seis meses después. Federico Lledó se dirigió el 1 de julio de 2019 a la responsable de la oficina de Summerwind en Uruguay para encargarle que confeccionara una factura por importe de más de 19.000 euros, para luego anularla. La factura debía servir para justificar una salida de dinero por esta cantidad desde la central de Summerwind en España, pero no debía quedar ningún rastro del pago en la contabilidad de la filial de Uruguay.

«Buenas tardes», dice literalmente el mensaje enviado por Lledó, «necesito que me hagas una factura para que luego la anules, ¿ok?». Y a continuación enumera los conceptos falsos que deben aparecer en el documento: alquiler oficina Montevideo de enero a junio (7.500 euros), suministros varios (1.500 euros) y comisiones por ventas y soporte Plus Ultra cargo (10.430 euros). De nuevo, la polémica línea aérea de capital venezolano servía para justificar una salida de dinero de las arcas de Summerwind, mediante una factura con conceptos ficticios.

El mensaje enviado por Federico Lledó a Summerwind en Uruguay el 1 de julio de 2019.

 

La filial de Summerwind en Uruguay cumplió escrupulosamente las instrucciones de Federico Lledó y emitió la siguiente factura, con una fecha anterior a su encargo: 30 de junio de 2019. En el documento se hicieron constar dos cuentas bancarias del Wells Fargo Bank en Nueva York (EEUU) y el Scotiabank en Montevideo (Uruguay) para efectuar el pago cuyo beneficiario final era, teóricamente, la sociedad Summerwind Aviation & Tourism Representation.

Para leer la nota completa pulse Aquí