VIRAL: La campaña de apoyo que recibió la portera del Real Madrid tras ser víctima de ataques en redes

Foto: @marcoasensio10

El Real Madrid consiguió este martes una importante victoria ante el Liverpool, en el partido de ida de los cuartos de final de la Champions League. Vinicius Júnior hizo dos de los del conjunto blanco, mientras que Marco Asensio firmó el otro en el triunfo por 3-1 ante los de Jürgen Klopp.

Por: El Español

Tanto ‘Vini’ como Asensio no dudaron en señalarse el escudo cuando celebraron sus respectivos goles y Misa Rodríguez sacó orgullo madridista para publicar un mensaje en sus redes sociales con un montaje suyo y de Marco con las siguientes palabras: “Misma pasión”.

Madridismo en vena del delantero y la portera, pero lo que debía haber sido un mensaje con el que confirmar que se van dando pasos hacia delante en pro de la igualdad, se convirtió en el escenario de cómo la sociedad no ha evolucionado tanto como debería. Al tuit de Misa le siguieron mensajes de indeseables que dejaron comentarios indignantes, por decirlo suavemente.

“Esa quiere parar dos pelotas a la vez”, “Tanta pasión como ganas de empotrárselo” o “Misma orientación sexual” son solo algunos de los comentarios que indeseables dejaron en la publicación de la guardameta del Real Madrid Femenino, quien, finalmente, optó por borrar su mensaje.

El mensaje de Misa de apoyo a un compañero de club acabó versionando el machismo más rancio. Pero la cara positiva de toda esta situación es el aluvión de apoyo que está recibieron la portera. Desde el propio Marco Asensio a otros como Marcelo, Lucas Vázquez, Courtois, Vinicius… Todos están con ella. Todos unidos por una misma pasión. Y todos unidos contra estos individuos que hacen del anonimato una fuente para poder insultar y decir las barbaridades que se les antoja cuando quieren.

“Misma pasión”

Y no solo en el Real Madrid, fuera del club blanco, otras instituciones deportivas se han sumado a la causa de “misma pasión”. Mensajes de apoyo que demuestran que los comentarios maliciosos, desagradables o repugnantes de unos no tienen nada que hacer cuando lo bueno se une.

Para leer la nota completa, pulse aquí.