La élite del fútbol se “retira” de la Champions: Llega la polémica Superliga Europea

La élite del fútbol se retira de la Champions: Llega la “polémica” e inminente Superliga Europea

 

 

 

Un grupo de clubes de la élite del fútbol europeo ha vuelto a amenazar con irse de la Champions League y crear una liga aparte, justo cuando la UEFA creía haber alcanzado un acuerdo para un nuevo formato de su propio torneo a ser anunciado el lunes 19 de abril, así lo reseñó Dépor.

La entidad rectora estaba al tanto que Barcelona, Real Madrid y Manchester United, entre otros equipos, comandan el plan para crear una Superliga que dividirá al ‘Viejo Continente’.

La directiva de la Asociación de Clubes Europeos (ECA), encabezada por el presidente de la Juventus Andrea Agnelli, y el comité de competiciones de la UEFA aprobaron el viernes expandir la Liga de Campeones de 32 a 36 equipos con un nuevo formato que entraría en vigencia a partir de 2024.

Pese a la función de Agnelli en la ECA y ser miembro del comité ejecutivo de la UEFA, Juventus se encuentra dentro del grupo de clubes involucrado en la Superliga, junto al Milan, United, Chelsea, Liverpool, Tottenham, Arsenal, Real Madrid, Barcelona y el Atlético de Madrid.

El campeón francés Paris Saint-Germain no ha aceptado unirse al proyecto.

La creación del torneo anual con 20 equipos tendrá a 15 como miembros permanentes. Los otros cinco variarán cada temporada, pero aún no se ha definido el formato de clasificación.

Cada uno de los 15 integrantes fundadores recibirán una porción del monto de 3.500 millones de euros que se invertirá en el inicio del torneo. El dinero será repartido en cuatro niveles de los clubes, con los primeros seis embolsándose 350 millones.

La competición comenzará con dos grupos de 10 equipos, con los cuatro primeros de cada grupo avanzando a los cuartos de final. Ello garantizará la disputa de por lo menos 18 partidos de la Superliga por año, en contraste con el mínimo de 10 partidos en el nuevo formato de la fase de grupos de la Champions League.

Los partidos — salvo la final — se jugarán a mediados de semana al igual que la actual Champions, con lo que así podrán seguir disputando las competiciones domésticas.

La nueva propuesta de Superliga pretende generar 4.000 millones de euros (4.860 millones de dólares) en concepto de derechos audiovisuales. En contraste, la UEFA recibió un total de 3.250 millones de euros de manera combinada por la venta de los derechos de la Champions, la Liga Europa y la Supercopa.

Los 15 clubes fundadores de la nueva competición se quedarán con la tajada más grande del dinero captado por la venta de los derechos de transmisión.