Tras un año cerradas por la pandemia, salas de cine enfrentan un futuro incierto

El cine New Beverly Cinema en Los Ángeles, California, con un letrero de “Cerrado hasta nuevo aviso” en medio de la pandemia de coronavirus.

 

Maryo Mogannam se escabulló en el cine Empire de San Francisco con sus primos mayores para ver “Animal House” cuando tenía 14 años. Vio casi todas las películas de James Bond en el histórico cine-arte y llevó a su esposa allí en algunas de sus primeras citas.

Ver la nota completa VOA

El cine, que exhibió películas desde la era del cine mudo, avisó en febrero que cerraba de forma permanente debido al impacto del COVID-19. La marquesina ahora está en blanco y cartones y papeles cubren la ventana de la taquilla.

“Es como perder a un amigo”, dijo Mogannam, ahora de 57 años, propietario de un punto de venta minorista cerca del cine, que había sido rebautizado como CineArts en el Empire.

A medida que los estadounidenses vacunados salen de sus casas, también pueden encontrar que el cine de su vecindario ya no está allí para recibirlos.

Con información de Reuters