Omar González: El “Coqui” ridiculiza a las fuerzas del régimen

Foto: Nota de prensa

 

Aseguran que la Guerrilla colombiana asesinando soldados venezolanos y bandas delincuenciales emboscando a cuerpos policiales en Caracas demuestran claramente la debilidad y el declive de la usurpación

“El Coqui” ridiculiza a las fuerzas del régimen, en una clara demostración de la debilidad y desmoralización que impera en los cuerpos policiales para enfrentar bandas delincuenciales como la que domina la Cota 905″, así lo denunció el directivo nacional de Vente Venezuela, Omar González Moreno.

Indicó que los sucesos acaecidos este jueves 22 de abril, donde funcionarios del Cuerpo de Investigaciones Científicas, Penales y Criminalísticas (Cicpc) fueron emboscados por grupos armados que operan “con toda libertad en Caracas”, son consecuencias de erráticas políticas materializadas desde que llegó al poder el chavismo.

Aquí se tienen que decir las cosas como son –agregó– en Caracas hay una guerra declarada por el control de la ciudad, y esa guerra la está ganando “El Coqui”, es claro que ni el Cicpc, ni el Faes, ni la Policía Nacional y menos la Guardia Nacional pueden pararle el trote a la mafia enquistada en la Cota 905.

Precisó que “El Coqui” no es el único caso y recordó que existen otras mega bandas organizadas y controlando otras comunidades en el corazón mismo de la capital de la República y en el resto del país.

“Lo que está sucediendo en el país es grave; tenemos un problema similar a Somalia en África donde los pandilleros controlan el país. Somos una nación que, gracias a la revolución del siglo XXI, la Ley la impone el más fuerte y como vemos éstos son los hampones”.

Omar González dijo que el socialismo dio a pie a la instauración en el país de un hamponato que posee diversas versiones y modalidades como son el Pranato en las cárceles, el dominio de zonas urbanas por parte de delincuentes, como ocurre en la Cota 905, el 23 de Enero y Petare; y la pérdida del control estatal de áreas rurales a manos de otras mafias, carteles de la droga, terroristas y de la guerrilla colombiana.

Manifestó que los entes de seguridad tienen solo valor para reprimir estudiantes, intimidar a la dirigencia política o para asustar a mujeres, sin embargo “carecen de carácter para meter en cintura a grupos irregulares” que operan en la nación.

“Agreden civiles desarmados, pero huyen cuando tienen que caerse a tiros con los hampones; esta es una realidad que no se puede ocultar con nada. Los cuerpos de seguridad venezolanos han perdido el honor, la capacidad y el respeto”, sentenció.

Soberanía y control

El dirigente liberal manifestó que las políticas permisivas aplicadas por más de 20 años desde Miraflores sirvieron como la punta de lanza para que Venezuela sufriera la pérdida de su soberanía y del control de su territorio.

“Que la guerrilla asesine, cobre vacuna, secuestre y haga lo que le viene en gana en Apure y otras zonas fronterizas, es producto del apoyo que ellos han recibido por parte de los socialistas venezolanos. Que bandas tengan poder sobre zonas de Caracas y otras ciudades, es el resultado de la política estatal de armar delincuentes para aterrorizar a los sectores populares, ahora todo eso se le devuelve como signo inequívoco del declive y de la debilidad de la usurpación, ya que el control del país se le salió de las manos”, explicó.

Nota de prensa