El Gobierno español oculta si el rescate de Plus Ultra esconde pagos al régimen de Maduro

Avión de Plus Ultra Líneas Aéreas. Europa Press

 

“El transporte aéreo en España constituye un sector estratégico por su contribución al turismo, uno de los principales motores económicos del país. En este sentido, Plus Ultra es una aerolínea de nicho que opera vuelos de larga distancia a países de Latinoamérica (especialmente, Ecuador, Perú y Venezuela)”. Así justifica el Gobierno el rescate de Plus Ultra con 53 millones de euros, desvelado por Vozpópuli, tras las preguntas formuladas por cuatro diputados del Grupo Parlamentario Popular en el Congreso.

Por FERNANDO ASUNCIÓN / vozpopuli.com

Sin embargo, el Ejecutivo no se pronuncia en ningún momento sobre una de las preguntas de los populares en la que cuestionan si el rescate a la aerolínea “está enmascarando pagos al Gobierno ilegítimo de Nicolás Maduro”.

Tampoco hace referencia el Gobierno en su respuesta al hecho de que la Sociedad Estatal de Participaciones Industriales (SEPI) no haya entrado en el consejo de administración de Plus Ultra ni haya nombrado a ningún consejero pese al rescate y como sí se hizo en el caso de Air Europa. En este sentido, los diputados del PP preguntaron al Ejecutivo si lo considera “agravio comparativo”, pero en la contestación no se menciona este punto.

El Gobierno se limita a señalar que el tipo de cliente de la aerolínea “es distinto al de otros competidores” ya que se centra “en residentes en España u otros destinos que viajan principalmente a visitar familiares o por ocio, además de también turismo” y defiende que la oferta de la compañía “cubre un ámbito de servicios en el mercado complementario” a los que ofrecen otras empresas de mayor tamaño. Además, la compañía emplea a 345 trabajadores directos, considerando los puestos de trabajo indirectos generados por su actividad superiores a los 2.500 empleos”, responden.

Rescate de Plus Ultra
El rescate de Plus Ultra con 53 millones ha levantando una gran polvareda. El fondo de rescate de la Sociedad Estatal de Participaciones Industriales (SEPI) está destinado a apoyar a empresas “estratégicas” para el tejido productivo nacional o regional por “su sensible impacto social y económico, su relevancia para la seguridad, la salud de las personas, las infraestructuras, las comunicaciones o su contribución al buen funcionamiento de los mercados, entre otros motivos”, sin embargo, fuentes del sector aeronáutico dudan del carácter estratégico de la aerolínea. Creen que hay otras compañías con mayor peso que están atravesando un mal momento. Según las estadísticas de Aena, Plus Ultra aporta menos del 1% de las conexiones aéreas.

Casi la mitad de las acciones de esta aerolínea pertenecen a la sociedad Snip Aviation S.L., presidida por el venezolano Rodolfo José Reyes Rojas. Se trata de un empresario cercano a la órbita del presidente Nicolás Maduro, que ha estado en el punto de mira de la Asamblea Nacional Venezolana por un posible caso de corrupción.