Hoteles venezolanos se las ingenian para resistir la crisis y al coronavirus

Hotel cerrado en Isla Margarita, en Venezuela. F.A. SINGER

 

 

El esquema 7+7 y las estrictas restricciones por la pandemia tienen al sector hotelero casi en quiebra lo que ha impulsado la creatividad de propietarios que ofrecen paquetes turísticos para ganar más clientela, pues según cifras de la Cámara de Turismo del estado Lara la ocupación en los últimos meses se ubica entre un 10 y 15%.

A pesar que desde el mes de octubre el régimen anunció que el sector turismo entró como priorizado en los días de flexibilización, no han tenido movimiento, en especial en las semanas radical, porque no hay sectores turísticos abiertos que la gente pueda visitar” dijo Antonio Morales, presidente de la Cámara de Turismo en Lara.

En estas circunstancias, dueños de posadas y hoteles no esperan que los clientes los visiten, sino que comienzan a ofrecer paquetes turísticos con diversos servicios. tarifas accesibles e incluso comodidades de pago, en aras de poder mantenerse con las puertas abiertas en medio de esta crisis económica sin precedentes.

En un reconocido hotel en la zona centro de Barquisimeto, la junta directiva tuvo que ajustar las tarifas para ganar clientela. De 60 dólares que costaba el hospedaje en una habitación matrimonial con desayuno incluido, disminuyeron a 40 dólares, una tarifa con la que han ganado un poco más de ocupación.

Auri Peralta, ejecutiva del hotel contó que ellos mantienen una ocupación del 30% en la semana radical, mientras que en la flexible aumentan un poco más del doble, pero esto se debe a que sus clientes en su mayoría son personas ejecutivas y empresarias que visitan la ciudad constantemente.

Caso contrario sucede a los hoteles que reciben a turistas, que por estar paralizado ese sector son los que se ven más afectados y por eso crean paquetes especiales. De allí que ofrecen paquetes de dos días de hospedaje en promoción y se regala uno, según explicó Morales, para así seguir atrayendo a sus clientes y seguir trabajando en medio de la pandemia.

El presidente de la Cámara de Turismo en Lara dijo que los hoteles y posadas no están cerrados, pero si trabajan a media máquina porque no se han podido activar “y sabemos que es por la pandemia y no se puede controlar, pero si nos hemos visto afectados” explicó.

Con información de LA PRENSA DE LARA