Caos ambiental: La otra crisis que azota Venezuela

Foto: Bloomberg

 

 

La contaminación y el caos ambiental, una crisis que azota Venezuela y que no se encuentra en la agenda del régimen de Nicolás Maduro, así lo hizo saber la legítima Asamblea Nacional durante la sesión de su Comisión Delegada de este martes 27 de abril.

lapatilla.com

Durante la sesión de la Comisión Delegada del Parlamento, la diputada María Gabriela Hernández señaló que Venezuela hoy está muy lejos de la libertad y de la institucionalidad necesaria “ese es el fundamento de este Acuerdo que proponemos hoy para proteger el activo ambiental de los venezolanos”.

Asimismo, expresó las peticiones para llevar a cabo el proyecto, dirigiéndose en primer lugar al Presidente de la Asamblea Nacional, Juan Guaidó, solicitando instruir para representar a Venezuela en las distintas cumbres y reuniones preparatorias donde se debate la acción por el clima.

Además de realizar gestiones necesarias para que Venezuela pueda optar a los programas “de asistencia y de financiamiento para la conservación del patrimonio ambiental y la inserción en los modelos de economía verde”.

Y por último señaló, “realizar gestiones necesarias para formar parte de la Convención de Minamata sobre el mercurio, para formar parte también del Acuerdo de Escazú”.

Tras su intervención el proyecto fue aprobado por la Asamblea Nacional legítima de Venezuela.

EFE/Miguel Gutiérrez

 

 

 

Problemas ambientales que afectan activos ambientales de Venezuela

La diputada Hernández enfatizó en su señalamiento problemas que afectan al país en materia de protección ambiental, situación que ha afectado a los ciudadanos.

Problema ambiental del lago de Maracaibo, ocasionado por el derrame continuo de la industria petrolera que afecta no solo a esta localidad sino también a Mérida y Trujillo.

Según una nota publicada por el diario El Clarín, señala que la contaminación es visible por todas partes. El agua de color verde neón muestra sus vetas de crudo y la orilla está salpicada de charcos negros y pastosos.

Lago de Tacarigua, un problema que lleva años siendo reportado por sus habitantes, un lago que no deja de crecer y que aún no responde múltiples interrogantes.

En esa comunidad, la mayoría formada por personas de la tercera edad, están preocupados porque las aguas servidas se desbordan por las calles, por la proliferación de animales como moscas, zancudos, ratas y las enfermedades que estas causan en la piel y los ojos, así señalaron para CrónicaUno, algunos de los vecinos.

Mina ilegal de Las Claritas, en Venezuela. MEREDITH KOHUR (EUROPA PRESS)

 

 

 

Los estados Falcón, Carabobo y Anzoátegui también se ven afectados por el impacto de los espacios marinos y costeros, ocasionados por las refínerias petroleras, provocando daños en áreas protegidas por parques nacionales.

Tal es el caso del parque nacional Morrocoy, que hace algunos meses fue señal de alarma para todos ya que se trataba de un desastre ambiental por fallas de la industria petrolera.

Y por último, el abuso en las minas de oro ilegales, lo cual ha provocado innumerable daños en el medio ambiente y en la salud de sus trabajadores,

Según, Human Rights Watch, los residentes del estado Bolívar, al sur de Venezuela, son víctimas de amputaciones y otros abusos atroces cometidos por grupos armados que controlan minas de oro, incluyendo organizaciones venezolanas conocidas como “sindicatos” y grupos armados colombianos con presencia en la zona, señaló hoy Human Rights Watch. Los grupos armados parecen actuar generalmente con la aquiescencia del gobierno y, en algunos casos, con su participación, para mantener un férreo control de las poblaciones locales.

Muchos son los problemas ambientales que sumergen a Venezuela, mientras el régimen de Nicolás Maduro hace caso omiso a lo que está ocurriendo.