Irán vuelve a impulsar producción petrolera de la Opep en abril

Imagen de archivo de una vista general de la refinería de petróleo Abadan en el suroeste de Irán, fotografiada desde el lado iraquí del río Shatt al-Arab en Al-Faw al sur de Basora, Irak. 21 de septiembre, 2019. REUTERS/Essam Al-Sudani/Archivo

 

 

 

La producción petrolera de la Opep aumentó en abril, ya que el mayor suministro de Irán contrarrestó los recortes involuntarios y las reducciones acordadas por otros miembros en un pacto con aliados, según un sondeo de Reuters, que se suma a las señales de una recuperación en 2021 de las exportaciones de Teherán.

Los 13 miembros de la Organización de Países Exportadores de Petróleo bombearon 25,17 millones de barriles por día (bpd) en abril, según la encuesta, 100.000 bpd más que en marzo. El bombeo ha aumentado todos los meses desde junio de 2020, con la excepción de febrero.

Las exportaciones de Irán están aumentando a medida que avanzan las conversaciones para reactivar un acuerdo nuclear de 2015 que eventualmente podría permitir que llegue más petróleo al mercado.

Hasta ahora, la Opep y sus aliados, un grupo conocido como Opep+, no están preocupados y planean su propio impulso de producción a partir de mayo.

“Los niveles elevados que estamos viendo en Irán continúan en general”, dijo a Reuters este mes Daniel Gerber, director ejecutivo de Petro-Logistics, un consultor que rastrea los envíos de petróleo.

Con la esperanza de una recuperación de la demanda, la Opep + confirmó esta semana un plan para aliviar desde mayo más de los recortes récord realizados en 2020.

A partir de mayo, Arabia Saudita también comenzará a deshacer un recorte voluntario adicional que realizó en febrero, marzo y abril.

Este recorte adicional saudí significa que la Opep aún bombeó mucho menos de lo que se pedía en el acuerdo Opep+ en abril. El cumplimiento de los recortes prometidos fue del 123%, según la encuesta, frente al 124% de marzo.

Irán, más los también miembros de la Opep Libia y Venezuela, están exentos de hacer recortes, por lo que los cambios en su producción no afectan la tasa de cumplimiento.

Reuters