Por qué algunas personas no experimentan los efectos secundarios de las vacunas contra el Covid-19

Foto: Archivo

 

La mayoría de las vacunas tienen efectos secundarios, y las vacunas contra el Covid-19 no son diferentes. Se le asegura a la gente que si experimenta dolor en el brazo donde se insertó la aguja, o cansancio, dolor de cabeza, fiebre o náuseas, estos son simplemente signos de que el sistema inmunológico está funcionando como debería.

Por 20minutos.es

Esto ha dejado a algunas personas preguntándose: si ese es el sistema inmunológico haciendo lo que se supone que debe hacer, ¿La falta de efectos secundarios significa que mi sistema inmunológico no ha sido preparado para protegerme?

Tenga la seguridad de que no significa tal cosa. Los ensayos clínicos de vacunas realizados por Pfizer muestran que el 50% de los participantes no experimentaron efectos secundarios significativos durante el ensayo, sin embargo, el 90% de los participantes desarrollaron inmunidad contra el virus. Y la recomendación sobre la vacuna Moderna dice que una de cada diez personas puede experimentar efectos secundarios comunes, pero la vacuna protege al 95% de quienes la toman.

Esto se puede explicar considerando la forma en la que el sistema inmunológico desarrolla inmunidad protectora contra los virus cuando una vacuna lo activa. La mayoría de las vacunas contra el coronavirus, incluidas varias que han sido autorizadas, utilizan una proteína viral que se encuentra en la envoltura externa del virus, conocida como proteína de pico, para imitar una infección viral natural e iniciar una respuesta inmunitaria.

Para leer más, ingresa aquí