Vaticano apoyó la liberación de las patentes de las vacunas contra el Covid-19

Foto: Tiziana Fabi / Pool vía REUTERS, 14/03/2021, Ciudad del Vaticano.

 

El Vaticano respaldó este jueves la “sabia decisión” del presidente de Estados Unidos, Joe Biden, de apoyar el pedido global para la la liberación de las patentes de vacunas contra el coronavirus al que se había sumado también el papa Francisco.

Por Infobae

“Me parece muy sabia la decisión de Biden. Es importante en este tiempo una visión planetaria más que individual”, dijo en declaraciones a Télam el presidente de la Pontificia Academia para la Vida, monseñor Vincenzo Paglia.

Para Paglia, el apoyo expresado en las últimas horas por el Gobierno de Estados Unidos “no solo es una razón de justicia, también de sabio interés, en el sentido de que el virus no conoce ni el derecho ni las fronteras”.

Estados Unidos anunció este jueves su apoyo a la liberación de las patentes de las vacunas contra el coronavirus, una posición que hasta ahora tanto ese país como las potencias europeas y varios de sus aliados más cercanos vetaban pese a la creciente escasez de dosis en casi todo el planeta y la profundización de la pandemia.

“Se trata de una crisis sanitaria mundial y las circunstancias extraordinarias de la pandemia de Covid-19 exigen medidas extraordinarias”, aseguró la representante estadounidense ante la Organización Mundial del Comercio (OMC), Katherine Tai.

En ese marco, Paglia destacó que “el papa Francisco repitió varias veces un pedido de una producción de vacunas lo mas grande posible, y una distribución a todos”.

“Soy favorable a que en esta ocasión, para un determinado período, en espera de que la vacuna sea distribuida a todos, y para permitirlo, se avance en la suspensión de las patentes”, agregó el monseñor italiano desde Roma.

“También porque el bien común en este caso es una razón suficiente para poder suspender los justos derechos de cada investigador”, finalizó.

Necesitamos especialmente una vacunación solidaria, financiada con justicia, porque no podemos permitir que la ley del mercado prevalezca sobre la ley del amor y la salud de todos”, escribió el Pontífice en una carta carta enviada en ocasión de las reuniones de primavera del Banco Mundial y del Fondo Monetario Internacional.