Horror en Atenas: Fue torturada y asesinada frente a su bebé, mientras robaban su casa

Caroline Crouch, tenía 20 años y acababa de ser mamá. Unos atracadores entraron a su casa y la estrangularon hasta la muerte. Foto: Facebook.

 

Una mujer británica fue torturada y asesinada frente a su hija de 11 meses durante un robo a su casa en Grecia.

Por Infobae

Caroline Crouch, de 20 años, fue estrangulada hasta la muerte en la casa que compartía con su esposo Babis Anagnostopoulos, de 33 años, en el suburbio de Glyka Nera en Atenas, la madrugada del martes.

La policía dice que tres hombres, algunos de los cuales iban armados con pistolas, irrumpieron en la casa familiar alrededor de las 5 de la mañana, mientras que un cuarto montaba guardia afuera.

El trío mató al perro de la familia, ató a Babis, un piloto de helicóptero, y luego torturó a Caroline durante una hora para que revelara la ubicación de los objetos de valor de la familia, antes de estrangularla.

Luego, los hombres tomaron joyas por valor de USD 30.420, USD 18.000 en efectivo y huyeron.

Babis finalmente logró comunicarse por teléfono y llamar a los servicios de emergencia, que llegaron poco tiempo después.

Theodoros Chronopoulos, portavoz de la policía griega, describió los ataques como un “crimen atroz, cometido con extrema ferocidad”.

“Tal barbarie es poco común en Grecia”, añadió.

Los investigadores dicen que el asalto comenzó alrededor de las 4:30 am cuando la pandilla se acercó a la casa de la pareja y rompió una cámara de seguridad afuera.

Luego rompieron una ventana del sótano para entrar a la propiedad y encontraron al perro de la familia en el piso de abajo.

Caroline Crouch, junto a su esposo Babis Anagnostopoulos, a quien los asaltantes amordazaron y amarraron durante el atraco, y su pequeño hijo de 11 meses. Foto: Facebook

 

La policía informó que el animal fue estrangulado con su propia correa, antes de que los hombres subieran las escaleras a un dormitorio en el ático donde la pareja dormía junto a su hijo.

Babis fue atacado primero: los hombres lo esposaron a un poste de la cama y le cubrieron los ojos y la boca con cinta adhesiva.

Luego atacaron a Caroline, una artista marcial entrenada, y la ataron con una camiseta.

Durante aproximadamente una hora la torturaron, exigiendo la ubicación del dinero y las joyas de la familia, que se cree estaban guardados en una caja fuerte.

Según el sitio de noticias locales Ta NeaBabis le dijo a la policía que los hombres, hablando en griego entrecortado, le habían dicho a Caroline que lastimarían al bebé si no les daba la ubicación de la caja fuerte.

Luego, los hombres apuntaron con un arma al bebé, informa el sitio, lo que hizo que Caroline gritara. Luego fue estrangulada para mantenerla callada, con una blusa o una funda de almohada.

Después de tomar los objetos de valor de la familia, los hombres huyeron. La policía dice que el trío hablaba un idioma extranjero entre ellos, que Babis no pudo identificar.

Alrededor de las 6 de la mañana, Babis logró alcanzar un teléfono y llamó a la policía, que se apresuró a llegar al lugar, que ahora está acordonado.

Babis y su hija fueron trasladados al hospital, mientras los agentes comenzaron a examinar la casa en busca de pruebas.

Las autoridades dicen que la pareja de casados había sido seguida por días antes del robo. Foto: Facebook.

 

Los perfiles de las redes sociales revelan que Caroline y Babis se conocieron en 2017 y se casaron en julio de 2019 en una ceremonia en Portugal.

Caroline, que parece tener vínculos con el Reino Unido a través de la familia de su padre, dio a luz a su primer hijo en junio del año pasado.

La pareja vivía en Atenas, donde Babis trabajaba como piloto de ‘taxi aéreo’ que volaba desde el aeropuerto internacional de Atenas y un aeródromo más pequeño en las cercanías de Megara.

Caroline era estudiante de la Universidad del Pireo, según los medios griegos, aunque no está claro qué estudió.

La policía dice que parece que los ladrones tenían experiencia y probablemente vigilaron a la pareja durante algún tiempo antes de la redada.

Los investigadores ahora están revisando las cámaras de circuito cerrado de televisión locales para ver cómo se escaparon los ladrones y si estaban en el área antes de la redada.

También están entrevistando a los vecinos y amigos de la pareja para ver si alguien dio información sobre que la pareja tenía grandes cantidades de dinero en efectivo en la casa.