Ejército francés arremete contra militares que alertaron sobre una posible guerra civil

 

El jefe de estado mayor de los ejércitos franceses, el general François Lecointre, posa frente al Arco de Triunfo en la plaza Place Charles-de-Gaulle en la cima de la avenida de los Campos Elíseos en París antes del desfile militar del Día de la Bastilla el 14 de julio de 2019 (Foto de LUDOVIC MARIN / AFP).

 

El Ejército francés ha pedido la marcha de los militares que firmaron anónimamente una polémica carta en la que se alertaba de un riesgo de guerra civil, comunicó el jefe del Estado Mayor, general François Lecointre.

Lecointre reacciona así a la tribuna publicada este lunes en la revista ultraconservadora Valeurs Actuelles, en las que los militares en activo optaron por guardar el anonimato, lo que complica así las posibles sanciones por haber expresado públicamente su opinión política, algo prohibido por reglamento.

Se trata de la segunda carta abierta de militares contra la política del Gobierno del presidente francés, Emmanuel Macron, después de la difundida a finales de abril rubricada por otros en situación de retiro, quienes fueron sometidos a un consejo disciplinario para posibles sanciones.

“Lo más razonable es que se vayan de la institución para poder hacer públicas con toda la libertad sus ideas y convicciones” , reaccionó Lecointre, en una misiva.

La tribuna de los militares, dirigida en primer lugar a Macron, avisa de que se está “gestando en Francia una guerra civil”, con “el sectarismo religioso” y la “violencia” instalándose en el país, lo que consideran como una etapa previa a una posible “insurrección civil”.

Hasta este martes a las 16.00 (14.00 GMT), la carta había recibido 246.075 firmas de apoyo.

La ministra francesa de Defensa, Florence Parly, dio a entender que este texto está inspirado por la “extrema derecha”, en alusión al partido Agrupación Nacional, de la candidata a la presidencia en 2022, Marine Le Pen.

Al poco de que se publicase la primera tribuna de los militares retirados, Le Pen les había exhortado a unirse a su movimiento para vencer las presidenciales de 2022, en las que figura como una de las favoritas.

A pesar del revuelo y las críticas que han creado ambas misivas, el instituto demoscópico Harris Interactive publicó una encuesta en las que los franceses expresan sus preocupaciones sobre la seguridad: un 86 % compartía que las leyes de la República no se aplican en todo el territorio y un 84 % juzgó que la violencia ha aumentado.

EFE.