En Imágenes: Jefe acosador la manoseaba en el trabajo y la botó por no tener sexo con él

La mujer se presentó a Crónica HD y dio a conocer el caso / Crónica

 

Un escándalo de ribetes importantes salpicó a una famosa actriz nacional, ya que uno de sus tíos está acusado de haber acosado a una de sus empleadas a la cual en un momento, le “exigió tener sexo con él sino se quedaba sin trabajo”.

Por: Crónica

Se trata de Julio Peterson, tío de la actriz Carla, quien fue denunciada por una mujer llamada Diana, quein se presentó en Crónica HD y relató el el drama que le tocó vivir: “Todo se inició en la pandemia del 2020 cuando estaba buscando trabajo y encontré un aviso al cual llamé y me presente en abril. Fui a la entrevista con Julio Peterson en su oficina (fábrica que rellena aerosoles) que está en el barrio de Colegiales para el puesto de secretaria”.

Consultada sobre la entrevista, la denunciante sostuvo que “me atendió en un edificio viejo en la cual estábamos solos. Comencé a trabajar el 4 de mayo y en principio, el trabajo era con computadoras y administrativos, pero con la particularidad que en la empresa estàbamos los dos solos y la relación era laboral y normal como jefe y empleada”.

“Tenía que empezar a enseñarme el trabajo porque no lo sabía, entonces hacíamos cartas para enviar a otras empresas, pero al mes se empezó a sentar al lado mío, lo cual no era necesario, y de a poco se acercaba cada vez más. Un día empezó a decirme que el pelo era lindo, me tocaba el brazo y se fue creando un vínculo, me contaba que era el tío de Carla Peterson, me habló de Lousteau (Martín) que no lo apreciaba mucho porque decía que era un vago que tenía negocios desconocidos”, agregó Diana.

 

 

 

Consultada sobre cómo llegaron los casos de acoso, la mujer argumentó que “me hacía preguntas, si tenía pareja o de que había trabajado, y le dije que había hecho radio porque estudié teatro, con lo cual me prometía que a futuro me iba a conectar con Carla o Martín para que tenga otra salida laboral que no fuera ésta. El acoso comenzaba cuando me tocaba el brazo, le pedía que vuelva a su lugar, pero se sentaba a un metro y después ya estaba al lado mío. Hasta que un día comenzó a decirme que tenía linda piel, me agarraba el brazo y no me dejaba ir, quería que le diera un beso y la relación laboral terminó cuando me dijo que si no tenía nada con él, me tenía que ir directamente”.

Para leer la nota completa, pulse aquí