FundaRedes denunció colapso de los servicios públicos en estados fronterizos de Venezuela

Foto: Cortesía

 

Activistas de FundaRedes denunciaron el colapso de los servicios públicos en los estados fronterizos de Venezuela, donde los ciudadanos han tenido que lidiar con la pandemia por Covid-19 en medio de prolongados cortes de energía eléctrica que en el caso del Táchira y Bolívar suman miles de horas, mientras que en Amazonas también se encuentran sin agua potable debido a la destrucción de los afluentes por la explotación minera ilegal.

La red de defensores de FundaRedes ha documentado el negocio que se ha levantado a partir de la escasez de combustible y de gas doméstico, en el cual organismos de seguridad y grupos armados irregulares participan para revender estos insumos a los ciudadanos a sobreprecio. En los estados fronterizos un litro de gasolina puede costar entre 3 y 4 dólares, mientras que un cilindro de gas doméstico alcanza hasta los 30 dólares, situación ante la cual los usuarios son sometidos a humillaciones frente la imposibilidad para cancelar tan altos costos.

Erwin Gómez, gerente de desarrollo social de FundaRedes, detalló un reporte de los cortes de energía eléctrica, producto de un minucioso registro hecho por los activistas, que documentaron las interrupciones en el servicio desde el 13 de marzo de 2020 hasta 13 de marzo de 2021, en la zona sur del estado Táchira, específicamente en los municipios Torbes, Córdoba, Fernández Feo y parte de San Cristóbal.

En tal sentido indicó Gómez que en total se presentaron 2 mil 275 horas de suspensión de la energía eléctrica sin ninguna programación establecida, en 711 bloques, situación que dificulta la educación en línea, la preparación de los alimentos ya que gran parte de los hogares recurren a cocinas eléctricas debido a la escasez de gas doméstico; el desarrollo del trabajo en todas las áreas y además vulnera el derecho a la recreación y a las comunicaciones.

Enfatizó Erwin Gómez que desde el 14 de marzo hasta el 9 de mayo del 2021 se ha documentado un repunte de los cortes de energía eléctrica, con un total de 756 horas en la zona sur del Táchira y parte de San Cristóbal, en un total de 56 bloques, teniendo ausencia del servicio hasta por 16 horas consecutivas.

En Guasipati tienen cortes de 92 horas consecutivas

Darío Graffe, activista de FundaRedes en el estado Bolívar, denunció la grave situación de los cortes de energía eléctrica en esta zona del país, con afectación especial en los pueblos del sur, donde las personas han soportado hasta 100 horas consecutivas sin servicio de energía eléctrica.

Dijo el vocero de FundaRedes que poblaciones como El Callao, Guasipati, Tumeremo, entre otras, se encuentran sin agua potable, con una severa escasez de combustible y sin gas doméstico, lo cual termina de paralizar el ya deprimido sector comercial de la región, además de empeorar el manejo de los casos de Covid-19 que están sumamente elevado en la región.

Indicó que hasta el momento, quienes ejercen el poder municipal y estatal en Bolívar, no se han preocupado por ofrecerle respuestas a la colectividad sobre el caos en los servicios públicos, lo cual agudiza la emergencia humanitaria compleja que vive Bolívar al igual que el resto del país.

Crisis por falta de agua potable en Amazonas

José Mejías, coordinador de FundaRedes en Amazonas, opinó que más del 60% de las poblaciones en esta zona del país, permanecen sin agua potable para cubrir sus necesidades básicas de saneamiento y alimentación.

Detalló que en localidades como Barrio Carnevall y el centro de Puerto Ayacucho el crecimiento desordenado de la ciudad no se ha previsto de forma correcta la distribución del agua potable, y la mayoría de urbanismos debe recurrir a la colocación de tanques improvisados para poder tener agua almacenada, y evitar depender solo del agua que llega vía tubería que es sumamente irregular.

Mejías aseguró que la minería ilegal que se desarrolla indiscriminadamente en Amazonas, ha llevado a la destrucción de ríos y afluentes, lo cual disminuye la calidad del servicio fundamental para las personas, sin que las autoridades se preocupen por frenar esta agresión al ambiente que repercute en la calidad de vida de todos.

De esta manera los activistas de FundaRedes en los estados fronterizos del país, exhortaron a quienes ocupan el poder en Venezuela a cumplir con su responsabilidad de garantizar servicios públicos en óptimo funcionamiento.

Nota de prensa