Justicia argentina frenó el uso comercial de la marca Maradona

Foto archivo: REUTERS/Agustin Marcarian

 

La guerra abierta por la herencia de Diego Armando Maradona se ha trasladado ahora a la multimillonaria explotación comercial de su nombre. La justicia argentina ha prohibido el uso de marcas que aludan al astro del fútbol fallecido hace casi cinco meses. La decisión se da en el marco de la causa abierta por sus hijas Gianinna y Dalma Maradona contra el abogado apoderado del exjugador, Matías Morla, por presunto fraude.

Por El País

Dalma y Gianinna acusan a Morla de haber traicionado la confianza de su padre con la creación de una empresa, Sattvica, que consideran un “sello de goma para apropiarse de todas las marcas” vinculadas al excampeón del mundo en México 86. Desde su muerte, Sattvica ha presentado “un total de 147 solicitudes de registros de marcas relacionadas con Maradona (nombre, pseudónimos e imagen) ante el Instituto Nacional de Propiedad Intelectual (INPI)”.

Las demandantes consideran que la marca Maradona es “de exclusiva propiedad y titularidad” de su padre y por ende, tras su muerte, corresponde a “sus herederos legítimos”. Sattvica fue creada en 2015 por Morla y su cuñado y un año después, el abogado firmó como apoderado de Maradona un convenio de transferencias de marcas a favor de sí mismo. La querella acusa al abogado de intentar registrar marcas no sólo ante el INPI sino también en distintos países europeos, latinoamericanos y en Estados Unidos.

“Si bien formalmente la empresa no estaba impedida de hacerlo, no deja de ser un aspecto a subrayar la ocasión elegida para iniciar tamaña cantidad de solicitudes de registro de nuevas marcas vinculadas al nombre, pseudónimo o imágenes representativas de Diego Armando Maradona, pese a que éste último ya había fallecido y existían numerosos procesos judiciales iniciados por conflictos entre el accionista mayoritario de aquella sociedad y los herederos del nombrado deportista”, consideró el fiscal Carlos Donoso Castex.

Para leer más, ingresa aquí