Preguntas y respuestas: El camino planteado por Guaidó para solucionar la crisis en Venezuela

Juan Guaidó. Foto: Archivo

 

 

A. ¿Cuál es el camino planteado por el Presidente Guaidó, la alianza unitaria y nuestros aliados internacionales para lograr una solución para Venezuela?

Un Acuerdo de Salvación Nacional que debe surgir de un proceso de presión y negociación entre las fuerzas democráticas legítimas de Venezuela, el régimen de Maduro y las potencias internacionales. Dicho Acuerdo debe tener como objetivo pactar una serie de compromisos entre los actores nacionales e internacionales, con incidencia en el futuro del país.

La finalidad es lograr la entrada de vacunas y ayuda humanitaria, la recuperación económica, garantías democráticas para todos los involucrados en la política venezolana, liberación de presos políticos y elecciones generales libres y transparentes.

B. ¿Qué es y cómo es el Acuerdo de Salvación Nacional planteado?

Es un Acuerdo que debe surgir de un proceso de negociación entre las partes que realmente pueden asumir compromisos y acciones que resulten en una solución real a esta grave situación: las fuerzas democráticas legítimas, el régimen, y la comunidad internacional.

Solo un acuerdo que incluya a estos actores podrá dar una solución oportuna y real a la crisis; cualquier otra negociación paralela solo prolongará el sufrimiento de los venezolanos, tal y como ha ocurrido en otras oportunidades.

Se busca lograr una solución real y estructural a la crisis, no cargos o concesiones menores para la supervivencia de algunos actores en el país.

El objetivo de este Acuerdo es que, tras finalizar el proceso de negociación con facilitación internacional, se logre:

1. La convocatoria y publicación de un cronograma de elecciones presidenciales, parlamentarias, regionales y municipales con condiciones electorales y reconocimiento internacional.

2. La entrada masiva de ayuda humanitaria y vacunas contra el COVID-19.

3. Garantías democráticas para todos los actores políticos, del chavismo y la oposición, con medidas de reconciliación, reinstitucionalización, liberación de todos los presos políticos y justicia transicional.

4. Un compromiso internacional para la recuperación de Venezuela e incentivos para el régimen, incluyendo el levantamiento progresivo de sanciones, lo cual estará condicionado al cumplimiento del Acuerdo.

5. Esto sólo será posible a través de un proceso simultáneo de presión y negociación nacional e internacional.

C. ¿Por qué plantear un Acuerdo con participación internacional como la solución a la grave crisis en este momento?

Venezuela está en terapia intensiva. Hay que buscar la solución más rápida y menos traumática que permita detener la destrucción del país y evitar que sigan muriendo más venezolanos.

El régimen sigue bloqueando las salidas electorales e institucionales porque siguen secuestrando y controlando el CNE, el TSJ y demás organismos. De igual forma, y pese a haber impulsado mecanismos como el TIAR y el principio de Responsabilidad de Proteger desde la Asamblea Nacional, el Gobierno Legítimo y las fuerzas democráticas, estas son soluciones que no dependen de nosotros y toman más tiempo. Adicionalmente, la comunidad internacional ha dejado muy claro que asumen como prioridad impulsar una solución negociada.

La opción urgente, viable, que cuenta con respaldo internacional y que puede realmente dar una solución al país es generar las condiciones que obliguen al régimen aceptar un Acuerdo de Salvación Nacional.

D. ¿En qué se diferencia este acuerdo con la negociación o camino planteado por otras individualidades o actores a través de los supuestos nuevos rectores del CNE?

Existen tres grandes diferencias:

1. Toma en cuenta el rol de la comunidad internacional como un actor determinante que puede generar incentivos, presiones y garantías para el acuerdo.

2. Busca una solución real a la crisis, no pretende cuotas de poder o espacios por cambios improbables a mediano plazo. Por el contrario, aspira a cambios estructurales para lograr una verdadera resolución a la terrible emergencia que vive nuestro país.

3. Este Acuerdo es público, tanto en su convocatoria como en su resultado. Aunque evidentemente todo proceso de negociación exitoso implica conversaciones y dinámicas privadas, el proceso, sus actores, negociadores y objetivos no serán secretos. Se informará sobre sus diferentes fases, quiénes lo integran y cuáles serán sus resultados.

E. ¿Qué planteamos hacer para que esta vez un proceso de negociación sí tenga éxito?

El Presidente Guaidó ha dejado muy claro que el historial de la dictadura es suficiente como para saber que no se le puede tener confianza. También sabemos que siempre preferirá mantener su ruta de división contra las fuerzas democráticas, utilizando falsas promesas y represión. Por eso, la única forma de garantizar que esta vez el resultado sea distinto es impulsando el compromiso de la comunidad internacional con respecto a la toma de acciones contundentes si Maduro se niega a llegar a un acuerdo. Por ello, el proceso de negociación viene acompañado de presión y movilización ciudadana, y por una unidad estratégica y de propósito entre los actores de las fuerzas democráticas.

Para todo eso el Presidente Guaidó, la Asamblea Nacional y las fuerzas democráticas convocarán una campaña nacional e internacional para exigir acciones y compromiso a todos los actores que pueden hacer viable un Acuerdo de Salvación Nacional.

F. ¿Qué planteó sobre las elecciones regionales y municipales?

Tenemos que tener claro que la convocatoria de elecciones regionales y municipales será el próximo dilema que planteará la dictadura a las fuerzas democráticas para buscar dividirnos y debilitar nuestra posición.

El llamado a todos es a poner el foco en presionar para lograr el Acuerdo de Salvación Nacional que incluye condiciones y garantías para todos los procesos electorales, estar preparados y evaluar juntos cualquier escenario para tomar la decisión que garantice la mayor unidad y ponga en aprietos a la dictadura.

Mientras no haya presión real y una negociación con la comunidad internacional, la dictadura seguirá robándose las elecciones, desconociendo competencias, nombrando “protectores” y profundizando la crisis.

Centro de Comunicación Nacional