Sector de la construcción en Lara en colapso total en medio de la pandemia

(foto laprensalara.com.ve).

 

Solo una obra de gran envergadura se está construyendo en Lara actualmente, y la ejecuta el sector privado. Se trata de “Ciudad Traki”, un mall que se levanta en la avenida intercomunal Barquisimeto- Acarigua, en el municipio Palavecino desde finales de 2020. Así lo informó Ronald Arias, presidente de la Cámara de la Construcción del estado, indicando que el sector se encuentra un 95% paralizado desde hace más de un año. Los proyectos habitacionales de la Misión Vivienda Venezuela quedaron en el olvido, obras como la avenida Uruguay, una importante arteria vial de la ciudad que fue clausurada por hundimiento en 2015 también son una materia pendiente del gobierno, aunque se haga de la vista gorda.

Por La Prensa Lara 

“La única inversión que está haciendo el gobierno en materia de construcción en Iribarren, son algunos trabajos de bacheos y limpiezas de bucos y quebradas. De resto, el 5% del sector que se mantiene activo lo hace por remodelaciones a pequeños locales comerciales en el centro y este de Barquisimeto y en Palavecino, que son transformados en bodegones”, expresó Arias.

Venezuela en el año 2012 con el boom petrolero, cuando el precio promedio del barril de petróleo estaba en 103 dólares, el sector construcción empleaba al 8% de la población económicamente activa del país, ahora ni el 10% del sector está laborando. “La construcción es la que más fuentes de trabajo mueve en cualquier país del mundo. No son solamente los albañiles, son también carpinteroselectricistasmaquinistasmecánicossoldadores, empresas de la rama construcción que van desde ferreterías, fábricas de acero, entre otros, hoy son fuentes de trabajo perdidos. El sector ha decrecido desde 2013″, indicó. En Lara hace nueve años existían 40 mil empleos directos del sector, actualmente están activas menos de 4000 personas.

“El gobierno antes era el mayor inversor, los recursos para elaborar carreteras, casas, puentes, provenían de los ingresos que dejaba la exportación de petróleo, desde que la producción de PDVSA ha ido en picada, en simultáneo se ha registrado el desplome del sector construcción. En cuanto al sector privado los proyectos macro también dejaron de ejecutarse, la hiperinflación, la escasez de insumos o materia prima y las fallas en los servicios públicos se han convertido en la principal puerta de tranca para invertir en el sector”, apuntó.

Leer más en La Prensa Lara