Ucrania acusa de alta traición a diputados prorrusos por negocios en Crimea

Fiscalía de Ucrania

 

 

La Fiscalía de Ucrania acusó hoy de alta traición a dos de los más prominentes diputados prorrusos, Víctor Medvedchuk y Tarás Kozak, entre otras cosas, por sus negocios en la península de Crimea, anexionada por Rusia en 2014.

“Como organizador de actividades ilegales, Medvedchuk, que tiene sólidos vínculos con los más altos dirigentes de Rusia, inició, según la investigación, actividades subversivas contra Ucrania, inclusive en el ámbito económico”, declaró Irina Venedíktova, la fiscal general, en una rueda de prensa.

Horas antes, Venedíktova ordenó por escrito que se les comunicara a ambos diputados que a partir de ahora son “sospechosos” de alta traición, tras lo que las fuerzas de seguridad intentaron localizar su paradero.

Según la fiscal, en 2000 Medvedchuk remitió a Kozak, que entonces se encontraba en Rusia, información sobre la localización de una base secreta del Ejército ucraniano para su entrega a los servicios secretos rusos.

Medvedchuk y Kozak también son acusados de “saqueo” de los recursos nacionales “en el territorio provisionalmente ocupado de Crimea” y de trabajar en beneficio del “Estado agresor”, en alusión a Rusia.

La fiscal explicó que ambos sospechosos consideran a Crimea parte de Rusia, se apropiaron de activos estatales, desvelaron secretos de Estado y documentos relativos a los recursos naturales por valor de 38.000 millones de grivnas (unos 1.300 millones de dólares).

Además, se les acusa de lanzar el proyecto “Luch” (Rayo), cuyo objetivo sería enviar a ucranianos a estudiar y trabajar en Rusia para su reclutamiento con el fin de defender los intereses del Kremlin e influir en la política nacional en Ucrania.

Efectivos del Servicio de Seguridad de Ucrania (SBU) registraron hoy el despacho y dos viviendas en Kiev de Medvedchuk, uno de los líderes del partido prorruso Plataforma Opositora por la Vida.

Según el SBU, Medvedchuk se encontraba hace dos días en territorio ucraniano, mientras que Kozak viajó a Rusia para descansar y no tiene intención de volver.

“Medvedchuk se encuentra en Ucrania. No se ha fugado a ninguna parte (…), demostrará con seguridad su inocencia”, dijo Renat Kuzmín, compañero de partido de ambos.

Plataforma Opositora por la Vida acusó hoy a las autoridades de lanzar una “abierta y cínica represalia política” contra sus líderes con la ayuda de “la máquina represora del Estado policial”.

La Justicia ucraniana ya abrió en 2019 un caso penal contra Medvedchuk, amigo personal del presidente ruso, Vladímir Putin, con el que se ha reunido en varias ocasiones en los últimos años, por atentar contra la integridad territorial.

Medvedchuk siempre ha defendido la concesión al Donbás de un estatuto de autonomía e incluso presentó un plan de paz que fue respaldado por Moscú.

En febrero, el presidente ucraniano, Volodímir Zelenski, ordenó el cierre de tres cadenas de televisión de Kozak: 112-TV, NewsOne y ZIK.

EFE