Dos familias con 11 hijos cada una cuentan cómo manejan la economía de la casa

Nicole y Joseph Sutton, junto a sus 11 hijos en su casa del condado inglés de Cumbria. Foto: Mercury Press & Media

 

 

Tener una familia numerosa no es para cualquiera, y más cuando la cantidad de hijos son 11. Y uno de los momentos más estremecedores sin duda es cuando llega la hora de ir al supermercado. Más aún, cuando hay que pensar en los gastos en alimentación y la economía del grupo.

Por: Clarín

Los Sutton y los Sullivan son dos de las familias más grandes de Gran Bretaña, y reconocen que tienen alrededor de cuatro veces el gasto promedio en su comercio de alimentos semanalmente.

También se debe planificar cuidadosamente los cumpleaños, junto con enormes facturas de energía y ropa para niños que no paran de crecer. Vacaciones y dormir plácidamente son puntos que quedaron en el plano de la fantasía.

Cuánto cuesta criar a un chico en Reino Unido

La crianza de los chicos conlleva mucho amor, demanda esfuerzo cotidiano y también económico.

Según expertos locales, la crianza de cada niño en Gran Bretaña cuesta unos 200 mil dólares, informa Mirror.

Una cifra que lleva a la pregunta inevitable: ¿Por qué una familia desea tener tantos hijos? Un documental de la televisión en ITV intenta explicarlo mostrando tanto el caos como la diversión.

Familia Sutton: presupuesto ajustado pero muchas risas

“Las familias grandes se divierten más que las familias pequeñas”, asegura con una sonrisa McKenzie Sutton, de 11 años, que vive en una casa muy ruidosa en el condado inglés de Cumbria con mamá Nicole y papá Joseph.

Claro está que no son solamente ellos tres, ya que hay 10 hermanos más: Rhiannon (14), Lacey (12), Skylar (9), Henley (7), los gemelos Cobi y Parker (6), Hadley /4), River (3), Ocean (2) y Navy (6 meses).

Mientras los 11 pequeños por ejemplo se envuelven entre sí en hojas de papel higiénico en Halloween, todos se divierten. Y es, al fin, una de las claves de la familia.

Después de haber tenido una infancia difícil, Nicole, una supermamá de 30 años, solo quiere pasarla bien con los chicos y estar presente para ellos. “Si no puedes reírte con tu mamá, ¿qué tenemos?”, asegura con conocimiento de causa.

Cuánto gastan en comida

Nicole dice que sobreviven con el salario de conductor de entrenador de US$ 560 a la semana de Joseph. Pero la madre inteligente cuenta cada centavo y calcula con precisión hasta los paquetes de pan rebanado o cajas de cereal que compra.

La excursión semanal al supermercado le cuesta entre US$150 y 300, pero si están pasando por un mes difícil, puede hacerlo por US$110.

“Voy con la calculadora y sumo todo. Sé exactamente lo que estoy gastando”, cuenta la mujer mientras mira de reojo para regañar a Joseph, de 35 años, por comprar productor innecesarios.

“Si veo algo tiene un precio mucho más alto de lo habitual, no lo compro. Las comidas dependen de los productos que estén en oferta”, agrega estratégica.

Ella decidió sumar a la economía familiar trabajando el domingo en una chocolatería cercana. Hacerlo durante la semana resulta imposible por lo que le demanda su familia numerosa. Cada turno de US$ 134 que gana Nicole va destinado a los cumpleaños, donde además prepara todo al horno.

Los días en familia son extraños para quienes miran desde afuera, pero ellos lucen felices. “Aceptamos todo: el desorden, la diversión, la risa, el llanto, las discusiones, nunca lo cambiaría”, concluye orgullosa Nicole.

Zoe y Ben Sullivan con sus 11 hijos, incluidos dos pares de gemelos. Foto: Mirror

 

Los Sullivan quieren su propia vaca por la leche que consumen

En la casa de familia Sullivan, la alarma suena a las 5 de la mañana, momento en que Ben y Zoe comienzan su agotadora rutina de preparar el desayuno, cepillar los dientes y vestir a sus hijos.

“Hay que dedicarse literalmente desde el momento en que abres los ojos”, dice Ben, quien a las 7.30 parte rumbo a su trabajo como ingeniero de aviones de la Real Fuerza Aérea Británica (RAF).

Mientras tanto, Zoe se asegura de que Elizabeth (15), Olivia (13), las gemelas Isabelle y Charlotte (12), Noah (10), Eva (ocho) y las otras gemelas Leah y Erin (4) lleguen a la escuela y la guardería.

Luego regresa a casa para cuidar de Agnes May (3) y Joseph (2). Y para con un poco menos de gente alrededor limpiar su casa con un solo baño.

El matrimonio y sus 11 hijos viven en Lossiemouth, Escocia. “No fue una decisión consciente tener tantos hijos, simplemente lo hicimos”, dice Ben, de 45 años. Y Charlotte agrega: “Nunca es demasiado tranquilo. Si hay silencio, significa que uno de los pequeños se escapó o algo así “.

El presupuesto familiar

Con unos ingresos de alrededor de US$ 850 a la semana, gastan US$ 420 en comida cada siete días.

“Esto es como un Travelodge”, dice Ben en referencia a la empresa de hoteles más grande de Reino Unido, mientras acomoda 15 cajas de cereal. “Por la leche que consumimos, ¡necesitamos nuestra propia vaca!”, dice Zoe, de 42 años.

La pareja ahorra todo el año para Navidad, una suma estimada de US$ 4.000. “Ver sus caras ese día es mágico”, dice Zoe, quien le gustaría tener otro bebé.

Eso sí, la cuenta pendiente son las vacaciones. Pero claro, no todo puede cerrar tan perfecto.