El especial significado detrás del vestido con el que reapareció Isabel II

Foto: Gtres Online

 

En medio de una especial expectativa, la Reina Isabel tuvo su primer compromiso público en persona desde el funeral del Duque de Edimburgo. Aunque se le había visto antes en un par de compromisos virtuales, ha sido hasta el inicio de esta semana cuando la monarca se ha dejado ver en un evento que es uno de los más importantes dentro de su calendario, la apertura del Parlamento británico. Después de que el año pasado se tuviera que cancelar la apertura debido a las restricciones de la pandemia, en esta ocasión, fue posible realizarse con cuidadas medidas de distanciamiento social. La aparición de la monarca en público era una agridulce, pues si bien, marcaba el retomar los compromisos anuales de su calendario de forma pública, también se trataba de la primera vez en la que se le veía en persona desde el funeral del Duque de Edimburgo. Y aunque para muchos podría haber pasado desapercibido, la Reina quiso hacer un sentido guiño a su marido.

Por Hola México

La ocasión estuvo marcada por un gesto por demás significativo, por primera vez en 120 años, se retiró de la Casa de los Lords el trono del consorte, el cual fue utilizado en las últimas décadas por el Príncipe Felipe y antes que él por la Reina Madre. El simbólico gesto fue uno por demás doloroso, mostrando a la monarca por primera vez en el trono del soberano, completamente centrado en el pódium. Escoltándola en esta ocasión, como muestra de apoyo, estuvo el Príncipe Carlos, quien iba acompañado por la Duquesa de Cornwall.

Como suele hacer en estas ocasiones, la Reina Isabel ha transmitido un especial mensaje a través de su guardarropa. Si de primera vista se hacía especial hincapié en los broches que tanto ella como la Duquesa de Cornwall quisieron llevar, haciendo referencia a los padres de la monarca, en un segundo vistazo se ha visto que una vez más, la Reina no ha dejado nada al azar.

Isabel II aparecía con un abrigo y vestido a juego en gris azulado con bordados florales en amarillo que le vimos antes en el Royal Ascot del 2019. El que bien podría haber sido un vestido más de su diseñadora de cabecera, Angela Kelly, en verdad tenía un significado más profundo. El vestido es el mismo que la Reina llevó en los retratos oficiales tomados en Windsor por el cumpleaños 99 del Duque de Edimburgo, el 1 de junio del 2020. De forma muy discreta, como suele ser, la Reina quiso hacer esta referencia a su marido, quien la sigue acompañando en la memoria a pesar de su partida. La identificación del vestido no fue inmediata, al haber estado cubierto por el abrigo que no apareció en los retratos del que fue el último cumpleaños del Príncipe Felipe.

Para leer más, ingresa aquí