Gobierno colombiano pidió una vez más a organizadores del paro que se sienten a negociar

El comisionado de Paz de Colombia, Miguel Ceballos. Foto: RCN Radio

 

 

El Gobierno colombiano le reiteró al Comité Nacional de Paro, formado por sindicatos y organizaciones de la huelga del 28 de abril, la necesidad de “un diálogo urgente” y que se siente a la mesa de negociación para solucionar la crisis desencadenada por las multitudinarias protestas que vive el país.

“Estamos listos para sentarnos a negociar”, estimó este jueves el Alto Comisionado para la Paz, Miguel Ceballos, mediador por parte del Gobierno para el diálogo, quien urgió al Comité a dar “una respuesta inmediata”.

“El Gobierno desde hace 8 días ha venido mostrando no solamente una voluntad de sentarse a negociar, sino que ha dado muestras claras de su transparencia, de su compromiso por este proceso y lo más importante es que en este momento y en este instante necesitamos una respuesta del Comité Nacional de Paro”, alegó Ceballos.

Por su parte, el ministro de Trabajo, Ángel Custodio Cabrera, quien salió junto a Ceballos a llamar a la mesa al Comité Nacional de Paro, con quien se reunieron el lunes sin llegar a ninguna conclusión, eludió hablar de negociación y optó por llamar al diálogo.

“Hemos hablado con nuestros equipos técnicos, hemos revisado el pliego de emergencia que nos han planteado; estamos listos para hablar de renta básica, de salud, de educación, de todo lo que tiene que ver con la producción nacional…”, estimó el ministro, que pidió “un diálogo urgente porque el país lo necesita”.

Una renta básica, retirar un intento de privatizar la sanidad en el Congreso o un mayor acceso (gratuito) a las universidades, así como mejores condiciones laborales, son algunas de las cuestiones que se escuchan como reclamos en las calles en estos 16 días de protestas.

DEMANDAS DE LOS PROTESTANTES

Sin embargo, dos de los principales proclamas que se escuchan estos días, acabar con la brutalidad policial y la caída del Gobierno del presidente Iván Duque, fueron omitidas por el ministro de Trabajo en su llamado al diálogo.

“Ha sido claro el Gobierno nacional en que la fuerza pública es respetuosa con los derechos humanos y que cualquier persona o miembro de la fuerza pública se salga de los cauces constitucionales y legales será por supuesto sancionado”, explicó Ceballos.

El Alto Comisionado se refería a que Duque, durante su segunda visita este martes a Cali, epicentro de las protestas, anunció que se han iniciado 65 acciones disciplinarias, entre ellas 8 por homicidio, por la violencia policial desatada durante las protestas.

Si bien es cierto que el Gobierno ya retiró la reforma fiscal, que fue lo que sacó a decenas de miles de colombianos a las calles el pasado 28 de abril, las protestas encajan una serie de exigencias que el Comité Nacional de Paro resume así: retiro del proyecto de la reforma a la salud, que contempla privatizaciones, y fortalecimiento de una masiva vacunación, renta básica de por lo menos un salario mínimo legal mensual y defensa de la producción nacional.

“Es algo que está en el sentir del pueblo”, explicó a Efe el miércoles durante el tercer paro nacional el presidente de la Central Unitaria de Trabajadores (CUT), Francisco Maltés.

El líder sindical agregó que son necesarios del Gobierno los subsidios a las micro, pequeña y mediana empresas; una política que defienda la soberanía y seguridad alimentaria, matrícula cero para los estudiantes universitarios y el cese de la violencia policial contra las manifestaciones pacíficas.

EFE