Europa prepara un tercer paquete de sanciones contra Bielorrusia, dice Borrell

El Alto Representante Europeo de la Unión para Asuntos Exteriores, Josep Borrell, habla durante un consejo de asuntos de ministros de Asuntos Exteriores en Bruselas, Bélgica, el 21 de septiembre de 2020. Olivier Hoslet / Pool vía REUTERS

 

 

 

La Unión Europea (UE) prepara un tercer paquete de sanciones contra los dirigentes de Bielorrusia, consciente de que no será suficiente para cambiar las dinámicas de poder entre el Gobierno de Alexandr Lukashenko y la oposición.

Así lo ha subrayado este jueves el alto representante de la UE para la Política Exterior, Josep Borrell, en conversación con el Real Instituto Elcano, con sede en Madrid, con motivo de la presentación de su libro “La política exterior de la UE en tiempos de covid-19”.

Borrell respondió así al ser preguntado por las críticas de la líder de la oposición bielorrusa en el exilio, Svetlana Tijanóvskaya, quien lamenta la falta de apoyos de la UE en su lucha contra el régimen apoyado por Rusia.

“Comprendo la frustración de los líderes políticos de la oposición de Bielorrusia porque lo que podemos hacer en la UE no resuelve sus problemas”, reconoció Borrell, quien admite que la presión política y diplomática de la UE no es suficiente.

“A veces se pide a la UE que haga más, pero ¿Qué podemos hacer?”, se preguntó, antes de señalar que “está en preparación un tercer paquete de sanciones que afectará a los dirigentes bielorrusos pero de forma limitada”.

Borrell aseguró ser consciente de que la ayuda europea a la oposición bielorrusa con los “medios políticos, diplomáticos y financieros limitados que tenemos” no ha conseguido cambiar la relación de fuerzas con el régimen de Lukashenko, que tiene “un enorme apoyo de Rusia que es dominante contra lo que nosotros podemos aportar”.

La UE impuso por primera vez sanciones a Bielorrusia en octubre de 2020, que fueron ampliadas en diciembre por la represión que el régimen del presidente Lukashenko ejerce contra manifestantes y opositores.

Las sanciones impuestas a 88 individuos, entre ministros y personas cercanas al presidente, y siete entidades consisten en la prohibición a los afectados de entrar en territorio comunitario, así como en la congelación de los activos que puedan tener en la UE.

Además, ni los ciudadanos ni las empresas europeas pueden concederles fondos.

EFE