La ONU pide esclarecer desapariciones de activistas de DDHH en México

Imagen cortesía.

 

La Oficina en México del Alto Comisionado de Naciones Unidas para los Derechos Humanos (ONU-DH) condenó este jueves las desapariciones de las defensoras de derechos humanos mexicanas Claudia Uruchurtu Cruz y Grisell Pérez Rivera.

“La ONU-DH llama a las autoridades a realizar una investigación urgente e integral de los hechos y a lograr la búsqueda y localización de las dos defensoras de derechos humanos, desaparecidas desde hace más de 40 días”, dijo en un comunicado Guillermo Fernández-Maldonado, representante de la ONU-DH en México.

Grisell Pérez, abogada de 38 años y defensora de los derechos humanos, fue reportada como desaparecida desde el pasado 26 de marzo en Tlalmanalco, en el central Estado de México.

Pérez desapareció luego de haber hecho un plantón ante el presidente, Andrés Manuel López Obrador, para pedirle que se reuniera con las familias de víctimas de feminicidio y apoyara los refugios para mujeres.

Mientras que también el 26 de marzo, la luchadora social Claudia Uruchurtu Cruz fue privada de su libertad cerca de la plaza central del palacio municipal de Asunción Nochixtlán, en el sureño estado de Oaxaca.

Uruchurtu había denunciado supuestos actos de extorsión y abuso de poder por parte de las autoridades municipales de Nochixtlán.

La ONU-DH destacó que en México las defensoras de derechos humanos enfrentan violencia por parte de diferentes actores, incluidos ciertos servidores públicos, lo que además se ve agravado por la discriminación “estructural por motivos de género”.

Por ello, dijo, es “esencial” que en la búsqueda de ambas activistas y en la investigación de su desaparición se incorpore la perspectiva de género.

Fernández-Maldonado indicó que la impunidad en los crímenes contra defensores de los derechos humanos “es una de las causas que más agravan la vulnerabilidad que enfrentan en México”.

Por ello, apuntó, es necesaria una investigación efectiva y de acuerdo a los estándares de debida diligencia, que logre que las personas responsables rindan cuentas ante la justicia por estos hechos.

“Es el más claro mensaje de que estos terribles actos no serán tolerados”, añadió.

El organismo llamó a las autoridades a adoptar las medidas necesarias para garantizar una búsqueda pronta y efectiva de las dos defensoras conforme a los principios rectores para la búsqueda de personas desaparecidas del Comité de la ONU contra la Desaparición Forzada y a los demás estándares relevantes en la materia.

Del mismo modo, alentó a que haya una investigación “pronta y exhaustiva” de ambas desapariciones y que se comprendan todas las posibles líneas de investigación, incluyendo la relacionada a su activismo.

México afronta una crisis histórica de desapariciones con un registro de 87.820 personas no localizadas desde 1964.

Según el informe “Situación de la defensa de derechos humanos y la libre expresión en México a partir de la pandemia por covid-19”, presentado a inicios de febrero por varias ONG, 24 personas defensoras de derechos humanos fueron asesinadas en el país durante el año 2020.

EFE