Ucrania pone bajo arresto domiciliario a diputado prorruso amigo de Putin

El político ucraniano Viktor Medvedchuk (derecha) con el presidente ruso Vladimir Putin durante una visita a Moscú. Las últimas sanciones amenazan con aumentar las tensiones entre Kiev y el Kremlin © Alexei Nicolsky / EPA.

 

La Justicia ucraniana puso hoy bajo arresto domiciliario al diputado prorruso y amigo del Kremlin, Víctor Medvedchuk, al que acusa de negocios ilegales en la anexionada península de Crimea, desvelar secretos de Estado y trabajar en favor de Rusia.

Medvedchuk acudió hoy al tribunal Pechorski de Kiev después de ser acusado el martes por la Fiscalía General de ser sospechoso de “alta traición”.

El diputado y hombre de negocios, que ha rechazado todas las acusaciones, permanecerá bajo arresto las 24 horas del día hasta el próximo 9 de julio.

“Por supuesto, vamos a rechazar (las incriminaciones) y continuar la lucha para que no me presenten acusaciones ilegales”, dijo a la prensa al abandonar el tribunal.

También subrayó que el proceso penal abierto contra él y su compañero en el partido Plataforma Opositora por la Vida, Tarás Kozak, está “políticamente motivado”.

La Fiscalía había pedido dos meses de prisión preventiva para el político con la posibilidad de salir en libertad bajo fianza de más de 10 millones de dólares.

Medvedchuk ha asegurado desde un principio que no tiene intención de fugarse y que se propone demostrar en los tribunales su inocencia.

Al presentar el martes la acusación, la Fiscal General de Ucrania, Irina Venedíktova, le acusó de organizar actividades “ilegales” y “subversivas” y de tener “sólidos vínculos con los más altos dirigentes rusos”, en referencia al jefe del Kremlin, Vladímir Putin.

Según la fiscal, en 2000 Medvedchuk remitió a Kozak, que entonces se encontraba en Rusia, información sobre la localización de una base secreta del Ejército ucraniano para su entrega a los servicios secretos rusos.

Medvedchuk y Kozak también son acusados de “saqueo” de los recursos nacionales “en el territorio provisionalmente ocupado de Crimea” y de trabajar en beneficio del “Estado agresor”, en alusión a Rusia.

La fiscal explicó que ambos sospechosos consideran a Crimea parte de Rusia, se apropiaron de activos estatales, desvelaron secretos de Estado y documentos relativos a los recursos naturales por valor de 38.000 millones de grivnas (unos 1.300 millones de dólares).

Además, se les acusa de lanzar el proyecto “Luch” (Rayo), cuyo objetivo sería enviar a ucranianos a estudiar y trabajar en Rusia para su reclutamiento con el fin de defender los intereses del Kremlin e influir en la política nacional en Ucrania.

La Justicia ucraniana ya abrió en 2019 un caso penal contra Medvedchuk, amigo de Putin, con el que se ha reunido en varias ocasiones en los últimos años, por atentar contra la integridad territorial.

Medvedchuk siempre ha defendido la concesión al Donbás de un estatuto de autonomía e incluso presentó un plan de paz que fue respaldado por Moscú.

En febrero, el presidente ucraniano, Volodímir Zelenski, ordenó el cierre de tres cadenas de televisión de Kozak: 112-TV, NewsOne y ZIK.

EFE.