Partido de Lasso fracasó en su intento de ganar presidencia del Congreso de Ecuador

El presidente electo de Ecuador, Guillermo Lasso, habla durante una conferencia de prensa con la prensa extranjera en un hotel en Quito. (Foto de Rodrigo BUENDIA / AFP)

 

El partido del mandatario electo de Ecuador, el exbanquero conservador Guillermo Lasso, fracasó en su intento de captar la presidencia de la nueva Asamblea Nacional, que se instaló el viernes en Quito para elegir a sus autoridades.

Con todas fuerzas disgregadas y ninguna con mayoría absoluta, la diputada Rina Campaín logró apenas 24 de los 70 votos necesarios para presidir el unicameral Parlamento, con 137 escaños y que deberá posesionar a Lasso el próximo 24 de mayo para un período de cuatro años.

La falta de acuerdos para nombrar un presidente del Legislativo, “hace pensar que faltó un poco de fuerza y liderazgo sobre todo de la bancada de CREO”, el partido de presidente electo, dijo a la AFP Wendy Reyes, consultora política y catedrática de la Universidad de Washington.

El derechista Lasso, de 65 años, ganó el balotaje presidencial del 11 de abril con 52,36% de los votos, 4,72 puntos más que el economista de izquierda Andrés Arauz, de 36 años y delfín del exmandatario socialista Rafael Correa (2007-2017), quien vive en Bélgica desde que dejó el poder.

La coalición Unión por la Esperanza (UNES), que candidatizó a Arauz, logró 49 curules para ser la principal fuerza legislativa, pero sin alcanzar la mayoría.

Detrás se ubicaron organizaciones de oposición al correísmo: la indígena Pachakutik (izquierda, 27), Izquierda Democrática (ID, centro izquierda, 18), Partido Social Cristiano (PSC, derecha, 17) y Creando Oportunidades (CREO, derecha, 12), fundado por Lasso.

Tras ser propuesta por CREO, Campaín captó 24 sufragios a favor y 92 en contra, mientras que 21 parlamentarios se abstuvieron de votar, según el escrutinio dado en la sesión inaugural de la Asamblea, transmitida de manera virtual.

– Alianzas rotas –

Por ser la legisladora con la mayor votación en las urnas, Pierina Correa, hermana del exgobernante socialista, dirige la sesión, que fue postergada para este sábado.

Luego de dos recesos durante la jornada, la diputada anunció que se “han acercado representantes de las diferentes bancadas a solicitar considere la suspensión de esta sesión para ser renovada, reactivada más adelante”.

“Por respeto al Ecuador, que pide soluciones, que pide decisiones, suspendo en este momento la sesión y nos autoconvocamos para retomarla mañana sábado a partir de las tres de la tarde (20H00 GMT)”, añadió Correa, quien en la apertura llamó a parar la persecución política que aduce el correísmo.

En un primer intento para elegir al presidente del Congreso para dos años, el PSC con el apoyo del correísmo -su eterno rival político- postuló al empresario Henry Kronfle, quien captó 68 sufragios, por debajo de los 70 (mayoría absoluta) que se requieren para la designación de autoridades parlamentarias para dos años.

Ese revés del PSC derivó en la inmediata ruptura de la alianza que estableciera con CREO durante la campaña presidencial para la elección de Lasso.

Reyes consideró que lo ocurrido fue “sorpresivo”, pero que en la elección del presidente de la asamblea prevista para el sábado se verá si fue posible subsanar la fisura o hay un rompimiento definitivo.

El mandatario electo, quien sucederá al impopular gobernante Lenín Moreno, fue quien promovió un acuerdo legislativo que incluía al correísmo y la candidatura de Kronfle, según un comunicado del PSC.

“Hoy (Lasso y CREO) han demostrado que su palabra y su firma no valen para nada. Con quien así procede, no podemos continuar aliados quienes sí tenemos palabra y firma que honramos”, señaló ese partido, al que el correísmo no pudo arrebatar la alcaldía del puerto de Guayaquil (suroeste) durante la década de su administración socialista.

El líder indígena y antiminero Salvador Quishpe, de Pachakutik y el segundo asambleísta con más votación, también fue postulado para el cargo, pero consiguió 44 apoyos.

Pachakutik, de oposición a Lasso, y la ID formaron una alianza parlamentaria luego de que sus presidenciables, el también líder indígena y antiminero Yaku Pérez y el empresario independiente Xavier Hervas, respectivamente, se ubicaran tercero (con 19,39% de la votación) y cuarto (con 15,68%) en la primera vuelta del 7 de febrero.

AFP