Tocuyito: Un Propósito Común, por Julio Castellanos

El municipio Libertador ha tenido como alcaldes a Argenis Loreto (dos períodos), a Carmen Alvarez (un período) y a Juan Perozo (dos periodos), todos son militantes del PSUV. Es momento, más allá de las posiciones ideológicas y simpatías, que los ciudadanos de Tocuyito y Campo Carabobo puedan efectuar un balance de los últimos 20 años en referencia al gobierno municipal. ¿El municipio progresó?, ¿Los servicios públicos mejoraron?, ¿mejoró la calidad de vida? ¿Es más transparente la gestión pública? ¿Mis impuestos se traducen en obras?. Las respuestas son tan obvias que repetirlas sería insultar la inteligencia de los lectores.

Quizá el pasado reciente no nos ha permitido a los que ejercemos la oposición política en el municipio Libertador alcanzar una auténtica unidad de propósito frente a la destrucción oficialista, mucho colaboró a que eso fuese así la persistencia de viejas heridas y conflictos antiguos sin resolver entre muchas personas con responsabilidades dirigenciales a nivel local. No obstante, visto lo visto con el país y el municipio, es necesario mirar al futuro y plantear objetivos concretos y compartidos que nos permitan cambiar y transformar nuestra ciudad. El hambre, la crisis, la precariedad que sufren nuestros conciudadanos nos obliga no solo a unirnos por unirnos, no solo a estar juntos por estar juntos, es imprescindible construir una agenda compartida, un propósito común.

Si finalmente, como esperan todos los venezolanos, se logra alcanzar el Acuerdo de Salvación Nacional y celebramos unas elecciones libres y justas que puedan ser reconocidas dentro y fuera del país, en nuestro municipio debemos construir un programa de gobierno realista, inclusivo y satisfactorio que sea, a la vez, una oferta electoral atractiva y un compendio de soluciones concretas que restituyan la calidad de vida de los habitantes de Tocuyito y Campo Carabobo. Las personas que deban ejecutarlo, en calidad de protagonistas, requerirá debate y acuerdo pero la construcción del propósito común es una prioridad. Solo así puede nacer un gobierno municipal de coalición en el que todos los ciudadanos podrán confiar.

Un gobierno municipal, con esa base de apoyo que describo, no le dirá a ningún ciudadano cuando denuncie fallas de agua, gas doméstico, electricidad, vialidad o transporte, como ha ocurrido hasta ahora, “eso no es mi competencia”. Un alcalde cuya gestión se soporte en el consenso y el propósito común será, como lo dice nuestra legislación, la primera autoridad civil del municipio, será el representante de los vecinos frente al Estado, su voz será nuestra voz, y su deber será estar en primera fila en el reclamo ciudadano. 

Ese propósito común debe contemplar, entre muchos aspectos que deben someterse a la deliberación, 1) Restituir el rol contralor del Concejo Municipal, 2) Aprobar normativas y estándares de Transparencia Administrativa en el gobierno local, 3) Concertación pública con las cámaras empresariales, sindicatos y organizaciones de la sociedad civil de las decisiones gubernamentales, 4) Inversión pública para dotar de equipamiento urbano capaz de suministrar a los ciudadanos conectividad a internet que generen condiciones adecuadas para el teletrabajo, la tele –  educación, la telemedicina y los emprendimientos, 5) Diseñar y Aprobar un Plan de Desarrollo Urbano Local (PDUL) que oriente la viabilidad económica, social y ambiental de nuestra jurisdicción y 6) propender al desarrollo institucional que de viabilidad futura a la gestión pública a nivel parroquial, esto con el sentido claro de poner fin al abandono sistemático de la parroquia Independencia.

Acción Democrática en el municipio Libertador, con pleno respaldo de nuestras autoridades legítimas, considera pertinente que estos temas sean puestos sobre la agenda pública. La ciudadanía tiene derecho a exigir elecciones libres y justas para que su voto pueda elegir, que los anhelos ciudadanos de un gobierno decente sean escuchados y, particularmente, sus instituciones locales respondan al interés general y no a intereses particulares y exclusivistas. La lucha que damos en la calle, todos los días, cada militante de AD en Libertador, nos da la solvencia de ser propositivos en este sentido.

Julio Castellanos / [email protected] / @rockypolitica