Piden a la UE que presione para el cese de la violencia entre Israel y Palestina

Un misil aterriza en un edificio de la torre durante los ataques aéreos israelíes en medio de un estallido de violencia israelí-palestina, en la ciudad de Gaza el 12 de mayo de 2021. REUTERS / Ibraheem Abu Mustafa

 

 

 

El ministro de Asuntos Exteriores de Italia, Luigi Di Maio, afirmó hoy que la Unión Europea (UE) debe adoptar una posición clara y presionar a Israel y Palestina para que retomen el diálogo y pongan fin a su escalada bélica.

“La Unión Europea con sus 27 estados miembros debe adoptar una postura clara y unida, y trabajar para presionar a las partes para que vuelvan a sentarse a la mesa de negociaciones”, escribió Di Maio en las redes sociales.

Los ministros de Exteriores de la Unión Europea (UE) se reunirán el próximo martes de forma extraordinaria para abordar la violencia reciente entre Israel y Palestina, según anunció en Twitter el alto representante para la Política Exterior, Josep Borrell.

“El martes, también a petición de Italia, se convocó un Consejo Extraordinario de Asuntos Exteriores de la Unión Europea sobre la situación en Oriente Medio. Lo hablé ayer por teléfono con el alto representante de la UE, Josep Borrell, a quien agradezco su rapidez. La violencia y todos los ataques entre Israel y Palestina deben cesar. Los lanzamientos de cohetes deben detenerse, son inaceptables”, dijo.

El titular italiano de Exteriores pidió actuar con con rapidez para que se acabe la tensión, porque “demasiadas personas inocentes están perdiendo la vida, víctimas de un conflicto que debe detenerse de inmediato”.

Borrell reconoció el jueves, en un acto en Madrid, que la UE no tiene capacidad para resolver el conflicto actual y que eso solo puede hacerlo Estados Unidos.

Esta madrugada una nueva ola de bombardeos israelíes sobre Gaza aumentó al menos a 174 la cifra de muertos en la franja palestina desde el comienzo de la actual escalada bélica, que alcanza este domingo su séptima jornada, informó el Ministerio de Sanidad del enclave costero.

EFE