Investigación en Traki: La humillación de un adolescente desató rechazo en las redes

Logo de Traki resalta en una de sus sucursales en Caracas. Foto: Cortesía

 

 

Un joven de 17 años denunció en redes sociales la humillación que padeció en una sucursal de Traki en Ciudad Guayana, estado Bolívar, donde, por un malentendido que pudo resolverse de otra manera, terminó siendo vejado públicamente por algunos de los empleados de la empresa de ventas.

lapatilla.com

En su relato, Miguel Oyer Cova expresó que después de pagar por su compra en Traki, justo al salir los trabajadores le revisaron el contenido de su bolso, como es común que suceda, y entonces advirtieron la presencia de un envase de galletas vacío. La sospecha de uno de los vigilantes fue que el muchacho había intentado hurtar ese producto y, por ende, le pidió que ingresara al baño para seguir con la requisa.

Miguel les dijo que había comprado las galletas días atrás con dinero en efectivo y pidió que fuera chequeada la transacción en caja, incluso mediante las cámaras de seguridad.

Foto: @migueloyer16 / Instagram

 

El resultado fue que igualmente lo obligaron a cancelar el producto. Él aceptó para dar fin al malentendido de la manera más rápida. O eso pensó, porque cuando por segunda vez se disponía a salir del local, uno de los trabajadores le exigió que para irse todavía debía trapear uno de los pisos.

Según Miguel, durante todo el proceso fue objeto de burlas por parte de varios de los empleados. Al finalizar la humillación, decidió denunciar la experiencia en su cuenta de Instagram, la cual poco a poco causó revuelo en las redes sociales ante la evidencia que presentó: una factura con la fecha cuando compró las galletas de la discordia.

Foto: @migueloyer16 / Instagram

 

Ante el hecho, Tarek William Saab, funcionario chavista que encabeza el Ministerio Público (MP), decidió abrir una investigación para determinar a los responsables. Asimismo, Traki decidió emitir un comunicado para dejar claro que repudia el hecho y garantiza el respeto y buen trato hacia sus clientes.

 

A continuación, el relato completo del joven: