Vozpópuli: El “tapado” del caso Plus Ultra y otras tres preguntas sin respuesta

El expresidente del Gobierno José Luis Rodríguez Zapatero. EP

 

 

 

 

Han pasado 67 días con sus 67 noches y el Gobierno sigue sin aportar luz sobre el oscuro rescate de Plus Ultra. Moncloa se mantiene firme en su opacidad. Espera que el temporal amaine por sí solo, que los medios que han desvelado posibles irregularidades -con Vozpópuli a la cabeza- bajen la guardia. Y, sobre todo, que la jueza Esperanza Collados, que ha hallado indicios de delito, tire la toalla y archive la causa.

JUAN DELGADO // VOZPÓPULI

Pero la revelación por goteo de nuevos datos y el propio silencio de quienes han jugado un papel decisivo en el rescate invita a pensar que el caso ‘Plus Ultra’ es un iceberg, del que sólo avistamos la punta. Sobre la línea de flotación planean varias preguntas y la sospecha de que hay un ‘tapado’: un español influyente que ha movido piezas en el tablero para que la aventura venezolana de Plus Ultra no acabe en jaque mate por la mala visión empresarial.

Qué se sabe sobre el ‘tapado’

Todas las miradas apuntan al expresidente del Gobierno, José Luis Rodríguez Zapatero. Coinciden en señalarle fuentes empresariales y políticas; también directivos y periodistas bien conectados con Venezuela. Ahora bien, hasta el momento, no hay ninguna prueba, documento o grabación que implique al exlíder socialista en la trama.

Quienes apunta a Zapatero como el ‘tapado’ alegan un sinfín de datos. De entrada, no hay otro gobernante occidental que respalde sin tapujos a Nicolás Maduro. Fuentes conocedoras de la política venezolana aseguran que la relación entre ambos no es especialmente estrecha: “A Maduro le interesa porque es de los pocos apoyos que tiene en la UE”.

Sin embargo, el expresidente tiene una relación íntima con los dos políticos que más influyen en el Palacio de Miraflores. Hablamos de los hermanos Delcy y Jorge Rodríguez, vicepresidenta del Gobierno y presidente de la Asamblea Nacional, respectivamente. Ambos figuran en la primera línea de sucesión para relevar -cuando toque- a Maduro. Y todas las grandes decisiones en Venezuela pasan por su tamiz.

Cualquier empresario que intente prosperar en el país suramericano debe llamar a sus puertas. Lo sabe bien Camilo Ibrahim, el magnate de origen libanés que está detrás de Plus Ultra. “Es un empresario con vista, no es un ‘chavista sociológico’. Pero sabe cuáles son los peajes que tiene que pagar para salir adelante en este país”, explica un analista venezolano.

Para hacer negocios, Ibrahim ha llamado a las puertas que hay que llamar. En Caracas y en Madrid. El empresario tiene buenas relaciones con el entorno de Delcy Rodríguez y ha tratado directamente a la vicepresidenta en encuentros oficiales y oficiosos. También ha mantenido reuniones con José Luis Rodríguez Zapatero en Caracas y, según algunas fuentes, también en Madrid, donde el magnate tiene propiedades inmobiliarias y sociedades domiciliadas.

Lee la nota completa en VOZPÓPULI