La agencia AP quiere una investigación independiente sobre ataque a su oficina en Gaza

 

La agencia de noticias estadounidense AP quiere una investigación independiente sobre el bombardeo israelí del sábado contra el edificio donde tenía su oficina en Gaza, donde la televisión catarí Al Jazeera también tenía su sede local.

Así lo expresó la editora ejecutiva y vicepresidenta de AP, Sally Buzbee, a la cadena de televisión CNN.

Buzbee consideró que en este punto su agencia ve que “es adecuado” que haya una investigación independiente sobre ese suceso y recordó que el Gobierno israelí todavía no ha aportado ninguna prueba clara sobre el motivo del ataque.

El Ejército de Israel, que dio una hora a los periodistas de AP y a otros inquilinos del edificio para que lo evacuaran, ha afirmado que Hamás empleaba el inmueble como oficina de inteligencia y para el desarrollo de armamento.

El portavoz del Ejército de Israel Jonathan Conricus indicó que su país estaba recopilando pruebas para entregárselas a EE.UU.

El primer ministro israelí, Benjamín Netanyahu, dijo, además, que Israel va a compartir cualquier prueba sobre la presencia de Hamás en el edificio atacado a través de sus canales de inteligencia, pero hasta el momento el Gobierno estadounidense no ha confirmado si esto se ha producido.

Buzbee detalló que AP ha tenido sus oficinas de Gaza en ese inmueble, la torre Al Yala, durante quince años y que nunca fue informada o tuvo alguna indicación de que miembros del grupo islámico pudieran estar en el edificio.

“Hemos oído a los israelíes decir que tienen pruebas -dijo Buzbee. No sabemos qué pruebas son. Creemos que es adecuado en este punto que hay una mirada independiente de lo que ocurrió (…), una investigación independiente”.

En una rueda de prensa este lunes en Copenhague, donde se encuentra de visita, el secretario de Estado de EE.UU., Antony Blinken, señaló que todavía no había visto ninguna prueba que respalde la alegación israelí de que Hamas operaba en el edificio y aseguró que está presionando a las autoridades israelíes para que lo hagan.

La responsable de AP aseguró que su agencia de noticias nunca ha apoyado a ninguna parte en el conflicto, aunque expresó su preocupación por el impacto que pueda tener este bombardeo en la cobertura mediática de lo que está ocurriendo en Gaza.

“Esto afecta al derecho del mundo a conocer qué está pasando en ambas partes del conflicto a tiempo real”, lamentó.

EFE