Alberto Borregales: La Voluntad de Poder y La Máquina Abstracta Deleuziana

 

La “Máquina” descarrilada y despótica sigue “atribuyéndose logros”.

Inservible por cualquier lado que se le analize. Es torcida y amorfa. Su oxidación no es a acero sino a simple metal. No tiene rostro porque es incapaz de construírselo. Sin duda la castrada tentativa “progress” deambula a la deriva, destrozando todo lo que consigue a su paso. Incluyendo su propia necesidad edípica (la muerte de la figura paterna, “Papá Estado” o vulgar populismo); y la desesperada orfandad narco-militarista y narco-politiquera de “querer” comprarlo todo, haciendo del corpus social una orfandad, cuyo único y necesario cometido es el mecanismo incestuoso con la Madre Tierra; no solo con la “idea” de Nación que hay que socavar en todos los sentidos, sino de la incapacidad de edificar nuevas nociones sociales, históricas, políticas y culturales.

En cualquier sentido y sin sentido, la nefasta “convivencialidad” con la nada: nihilismo a su máxima incapacidad.

Vemos los “actuantes”, por supuesto, nada que ver con la tragedia antigua griega, y nada que ver con los Actantes semióticos de Greimas.

Algirdas Julius Greimas

Fue un lingüista e investigador francés de origen Lituano, nacido en la Rusia revolucionaria, que realizó importantes aportes a la teoría de la “semiótica estructural” inspirada en Ferdinand de Saussure y Louis Hjelmelev.

Actantes que proviene de Valdimir Propp: “Las raíces históricas del cuento maravilloso” y “Morfología del cuento a través de Lucien Tesnière.

El ocaso es irreversible. La “máquina” despótica (Rusia/China), la “máquina” barbárica (Corea del Norte), la “máquina” salvaje (Cuba/Venezuela/Nicaragua); y todas las zonas adyacentes de carácter abismal, llámese Foro de Sâo Paulo, Puebla, guerrilla disidente, cabronería “gubernamental”, “progresistas”, “izquierda” aletargada y petrificada, narco-“política” en-“guerrillada” entre sí, los “tontos” útiles, la masa como “carne de cañón”, los creyentes, los dogmáticos, los fanáticos hamasistas, los narco-terroristas, los 70.000 pesos “insurreccionales” para desvastar y colapsar flujos de Capital sencillo, la melancólica y entristecida “oposición” chula sin un Norte definido en lo político, cuya única puerta trasera cloacal es sentarse a “dialogar”, con narcos-criminales. Inseminación artificial de una próxima “generación” zombie y neo-esclavizada.

Venezuela y “El último hombre”

Denominación acuñada por F. Nietzsche en su Obra El Crepúsculo de los Ídolos, cuando refería el tránsito, en Voluntad de Poder, del “hombre” al superhombre (Übermesnch) *

* “Lo más alto tiene que ser posible sólo cuando lo alto se desvanece. Si con el “hombre superior” el hombre ha fracasado de modo visible, adquirirá vigencia otra pregunta: ¿cómo superar al hombre mismo?

( … )

El superhombre es un nuevo tipo de hombre que se hace cargo efectivamente del nihilismo y de su superación. Nietzsche sueña en la “visión de un hombre que justifique al hombre, en la visión de un hombre gracias al cual puede conservarse la fe en los hombres”. *

* Micieli, Cristina Cap. II. El ùltimo hombre. “El superhombre versus el último hombre” en El hombre alienado, el último hombre y la caída. Encuentro y desencuentro entre Marx, Nietzsche y Heidegger. Edt Biblos. Filosofía. 2009.

Es así como Nietzsche no busca discípulos, sino compañeros de viaje, gente que lo acompañe en su camino creador.
Zaratustra por su lado, no pretende erigirse en maestro del pueblo.

“El superhombre” es lo antitético, lo absolutamente otro frente al hombre de la decadencia: el último hombre.

“Este hombre del futuro que nos liberará tanto del ideal que hasta ahora ha existido como de aquello que tuvo que nacer y salir de él, de la gran repugnancia, de la voluntad de nada, del nihilismo,* este toque de campana del mediodía y de la gran decisión que libera de nuevo la voluntad, que devuelve a la tierra su objetivo y al hombre su esperanza, este anticristo y antinihilista, éste que vence a Dios y también a la nada, este hombre ha de venir alguna vez”. (1) Ob. Cit.

* Revisar Martin Heidegger, “La interpretación “moral” de la metafísica por parte de Nietzsche” en “El nihismo europeo”. Nietzsche II.

Este “último hombre” encarnado en el rebaño, en el “espíritu gregario”, el representado por un narco-gobierno forajido y fallido que vuelve a repetir la farsa como círculo vicioso” y cuyos componentes reinciden a sentarse a “dialogar” nuevamente con el vacío que increíblemente tiene tantos oídos. Una clase “politiquera” que continua insistiendo en “luchar por su esclavitud, haciéndonos creer que es nuestra libertad.

Que solo accederá mezquinamente con el solo hecho de que le descongelen sus “bienes”; bienes que han trabajado y sudado neo-proletariamente, con el sudor de su “frente”.

Estos secuaces que devastan una Nación y se las dan a máquinas despóticas con el solo hecho de que le den “protección” forajida y fallida. El Mundo entero los mira y los observa. Indiferentes implosivamente con su propia “existencia”.

La Máquina Paranoica y las Máquinas Deseantes

Una Máquina que solo, imperativamente, necesita apropiarse de la producción abstracta en intensidad y sensaciones de la Máquina Imperial por el solo hecho de destruirla, sin ésta poseer su propio agenciamiento, está destinada a desaparecer.

No habrá revolución molar ni molecular, ya que los componentes de una Máquina despótica solo se “conserva” destruyendo sus alianzas reductivas y fallidas. Tiene fin.

Los “progress” tendrán una “existencia” limitada; pero como el otro bando no ha hallado sus sustancialidad paradigmática, terminará sentándose a “dialogar” a espaldas de la crisis y por supuesto, a espalda de “ellos” mismos. La sentencia nietzscheana en la Genealogía de la Moral de que “el hombre se ha convertido en el Ser más lejano de sí mismo”, consigue aquí su mayor veredicto.

La mentada Revolución molecular de Félix Guattari no se dará jamás en el “último hombre”, se dará después que desaparezca el “hombre” gregario y se construya el superhombre. Será después de este acontecimiento que emergerá una Revolución Molecular y Molar que otorgue sentido al caos dejado por el rebaño, ausente de Pastor y a la deriva.*

* Ver en: Locura y sociedad segregativa, edición a cargo de Armando Verdiglione el ensayo de Félix Guattari. Micropolítica del Deseo.

“El propio ser es algo que a uno mismo se oculta. De todos los tesoros ocultos, el de sí mismo es el último en ser desenterrado”.*

Para el caso de la “falsa política” en el “poder”: “Los delincuentes por sentimiento de culpa”.

Se trata de personas que sufren de un sentimiento de culpa profundo, habitualmente desconocido y buscan alivio en la comisión de algùn acto prohibido.*

*Revisar el trabajo del Dr. Hugo Marietán. Nietzsche y la mala conciencia. (Hipertexto).-

Próxima entrega:

Los Agenciamientos Maquínicos


Alberto Borregales es Licenciado en Letras