Macabro crimen en Pensilvania: Le disparó a su perro en un ojo y luego lo carbonizó en una parrillera

Foto vía Univision Atlanta

 

A Nikolay Lukyanchikov lo acusan de dispararle a su perro en el ojo y luego carbonizarlo en una parrillera en su patio delantero. Ahora está tras las rejas y enfrenta varios cargos, que incluyen crueldad agravada contra un animal, disparar un arma de fuego en una estructura habitada y poner en peligro a otros de forma imprudente.

Por Univision Atlanta

El 30 de abril, poco después de las 7 am, la Policía acudió a una casa en Holly Knoll Drive en Churchville, Northampton Township (Pensilvania), tras recibir un reporte de fuego en una hoguera portátil (fire pit) y un sofá en un patio delantero. Cuando llegaron, encontraron al propietario, sentado en un banco cerca del fuego.

Nikolay Lukyanchikov, de 49 años, estaba sentado “increíblemente intoxicado”, sin poder hablar y prendiendo fuego a billetes de 100 dólares, dijo la Policía.

La Policía también vio un arma en un banco directamente a la derecha de Lukyanchikov, dijeron los investigadores. Cuando se controló el fuego, la policía observó un animal muerto, gravemente quemado y carbonizado encima de una pequeña parrillera de metal. Más tarde, la Policía determinó que el animal era el perro de Lukyanchikov, quien presuntamente lo quemó en la parrilla.

El Philly Inquirer informó que Lukyanchikov también le disparó al perro en el ojo antes de quemarlo.

Según los informes, la compañera de cuarto de Lukyanchikov le dijo a la policía que escuchó disparos desde su habitación ese mismo día, y él le admitió que le había disparado a su perro con una pistola Beretta de 9 mm y la escondió afuera.

Lukyanchikov fue arrestado y acusado de crueldad animal agravada, disparar un arma de fuego en una estructura habitada y otros delitos relacionados. Fue enviado a la Correccional del Condado de Bucks con una fianza de $ 1 millón.