Manolo Gedler: Doce años sin servicio de agua potable tienen diversos barrios de Petare

 

 

Manuel “Manolo” Gedler, coordinador del Movimiento Unión y Progreso por el estado Miranda,
afirmó que diversos barrios, ubicados en Petare Norte, tienen hasta 12 años sin el servicio de agua potable.

“En los barrios La Rinconada y Píritu, en la zona denominada Petare Norte, tienen entre 10 y 12
años sin el servicio de agua potable”, dijo Gedler luego de recorrer la zona.

El luchador social indicó que todas las familias que habitan en estos lugares manifestaron que
viven una “eterna agonía” al no poder preparar los alimentos ni asear a los niños y a los abuelos
como es debido.

Gedler indicó que, en la Urbanización Palo Verde, muy cerca de Petare, a veces reciben el vital
líquido solo por 48 horas y luego permanecen sin agua por el resto del mes.

“Para colmo cuando el agua llega a estas zonas lo hace sin presión, por lo tanto, las familias que
viven en las partes altas o en pisos muy altos no logran llenar sus pipotes y mucho menos lavar sus ropas y enseres”, indicó.

El vocero de UP informó que el caso de la Calle 16 de Lomas del Ávila, lugar donde las familias
llevan unos 2 años comprando costosísimas cisternas de agua, ya ha sido denunciado en diversas oportunidades, pero ningún organismo, y mucho menos Hidrocapital, se hace cargo del asunto.

“No puedo dejar de mencionar el sufrimiento diario que padecen los habitantes de Mariches, La
Dolorita, Caucaguita, Bolívar, La Bombilla, José Félix Rivas y Julián Blanco, donde tienen hasta 10 y 12 años sin agua en las tuberías de sus hogares”, señaló.

Barlovento sin agua y sin luz Al recorrer diversas comunidades del Barlovento mirandino, Manuel “Manolo” Gedler, constató que Guarenas, Guatire, Caucagua, Tacarigua, Higuerote, Mamporal y Carenero se quedan a oscuras constantemente y además la falta de agua ya es prácticamente normal para los habitantes de la zona.

“Se trata de una situación que mantiene contra la pared a los lugareños puesto que sin servicio
eléctrico los comercios no pueden pasar los puntos para cobrar y las agencias bancarias se
mantienen cerradas, en conclusión, la economía en esta parte del país es muy rudimentaria”, dijo.

Gedler indicó que, en las zonas turísticas, como Higuerote, San José y Río Chico, la escasez de agua se acentúa porque los hoteles y posadas que tienen bombas de alto calibre se quedan con grandescantidades del líquido sin importar que el humilde habitante del lugar no puede hacer lo mismo.

“Hacemos un llamado a los organismos e instituciones del Estado, alguien tiene que hacerse
responsable y ofrecer solución a los habitantes del estado Miranda”, precisó.

Nota de Prensa