Pedro Sánchez promete “firmeza” para restablecer la normalidad en Ceuta

El presidente del Gobierno, Pedro Sánchez. EFE/Chema Moya/Archivo

 

 

 

El presidente del Gobierno español, el socialista Pedro Sánchez, garantizó este martes que su Ejecutivo tendrá “la máxima firmeza” para devolver la normalidad en la ciudad Ceuta, en el norte de África, tras la oleada de inmigrantes procedentes de territorio marroquí.

Al menos 6.000 marroquíes en situación irregular, según fuentes oficiales, entraron en las últimas 24 horas en Ceuta, de los que 1.500 ya han sido devueltos a su país, tal y como informó hoy el ministro español del Interior, Fernando Grande Marlaska.

La policía española está comenzando este martes a devolver a decenas de inmigrantes sin la menor formalidad a través de las vallas fronterizas con Ceuta, según pudo comprobar Efe.

Jóvenes y niños en su mayoría son acompañados sin ofrecer la menor resistencia por los policías, que los depositan en la tierra de nadie para que regresen a Marruecos.

Además de las fuerzas policiales, el Gobierno español ha desplegado también efectivos del Ejército de Tierra en la ciudad norteafricana que patrullan de manea conjunta.

Ante esta situación, Sánchez canceló el viaje que tenía previsto realizar hoy a París para participar en una cumbre sobre financiación de África organizada por el presidente francés, Emmanuel Macron, y realizará en las próximas horas una declaración institucional sobre lo sucedido, que supone la mayor oleada de inmigrantes por vía marítima hasta la fecha en territorio español.

En un mensaje en Twitter, el presidente del Gobierno español subrayó que su prioridad es devolver la normalidad a Ceuta.

“Sus ciudadanos y ciudadanas deben saber que cuentan con el apoyo absoluto del Gobierno de España y la máxima firmeza para velar por su seguridad y defender su integridad como parte del país ante cualquier desafío”, añade el jefe del Ejecutivo español en su mensaje.

Sánchez afirma igualmente que se garantizará el orden público “bajo cualquier circunstancia”.

La presión migratoria fue constante a lo largo de toda la jornada del lunes en Ceuta y las autoridades de la ciudad están realizando con el Gobierno español todas las “acciones necesarias” para “revertir la actual situación y volver cuanto antes a la normalidad”, según fuentes oficiales.

Unidades del Ejército español de Tierra trabajan ya en coordinación con otras fuerzas de seguridad, Policía y Guardia Civil, en el control de las entradas de migrantes, que llegaron a nado o bordeando a pie los espigones fronterizos con Marruecos.

A lo sucedido en Ceuta se une además las decenas de inmigrantes subsaharianos que esta madrugada saltaron la valla fronteriza entre España y Marruecos en Melilla, también ubicada en el norte de África.

A lo largo de 2021 se han registrado entradas a nado desde Marruecos, la más reciente el pasado 27 de abril, aunque desde hacía 15 años no se producía una llegada masiva como la de ese lunes en una sola jornada y ante la falta de vigilancia costera por parte de las autoridades marroquíes, según pudo constatar Efe.

Sin embargo, la ministra española de Asuntos Exteriores, Arancha González Laya, aseguró el mismo día que no le consta que lo ocurrido pueda ser una medida de presión de Marruecos por la presencia del líder del Frente Polisario Brahim Ghali en un hospital español.

EFE