Rusia descarta el reinicio de lazos con EEUU pese al encuentro entre Lavrov y Blinken

Rusia descarta el reinicio de lazos con EEUU pese al encuentro entre Blinken y Lavrov

 

 

 

 

Rusia descarta por ahora un posible reinicio de las relaciones bilaterales con EEUU, que se encuentran en su punto más bajo de los últimos años, pese a la reunión este jueves entre los dos ministros de Exteriores, Serguéi Lavrov y Antony Blinken, y los preparativos para una cumbre entre los presidentes de ambos países.

“No nos hacemos ilusiones sobre las relaciones con Estados Unidos y, por supuesto, no se puede hablar de ningún reinicio 2.0 ahora”, señaló el viceministro de Exteriores de Rusia Serguéi Riabkov en una entrevista publicada hoy en la versión digital del diario ruso RBK.

No obstante, Moscú ve “muchas señales de EEUU” y escucha “las palabras adecuadas”, especialmente sobre “la importancia de la previsibilidad y la estabilidad en nuestra relación” y la necesidad de “construir un diálogo pragmático”, añadió.

Riabkov explicó que Rusia ha propuesto en varias ocasiones a Washington esquemas para detener la degradación de las relaciones.

Lo ha hecho, agregó, a través de “la táctica de pasos pequeños” para resolver al menos parcialmente los problemas acumulados, como en el aspecto humanitario por ciudadanos rusos y estadounidenses detenidos en EEUU y Rusia, respectivamente, o la normalización en el funcionamiento de las misiones diplomáticas.

También dijo que Moscú propuso sin éxito otras soluciones más globales, que incluían “volver al punto de partida, es decir, poner a cero las sanciones y regresar a la situación de hace 15 años” bajo la presidencia de George W. Bush, cuando los lazos eran mejores.

Es en un contexto de muchas tensiones en el que se reunirán este jueves en Reikiavik por primera vez el ministro ruso de Exteriores, Serguéi Lavrov, y el secretario de Estado de EEUU, Antony Blinken, un encuentro que precede a la posible cumbre de los líderes de ambos países, Joe Biden y Vladímir Putin.

La agenda del encuentro será “integral” y comprenderá asuntos bilaterales e internacionales, según Riabkov.

En el aspecto bilateral, Rusia aboga por “frenar sin falta” el desarrollo negativo de los lazos, y Lavrov y Blinken abordarán sobre todo la cuestión de “cuándo, dónde y qué agenda” debe haber para retomar el diálogo sobre la estabilidad estratégica y el control de armas entre las dos mayores potencias nucleares.

En el apartado de los asuntos internacionales, ambos hablarán del conflicto palestino-israelí en medio de la actual escalada bélica y la situación en Oriente Medio en general, así como del proceso de negociación en torno al acuerdo nuclear con Irán, del que EEUU se salió en 2018 bajo la presidencia de Donald Trump.

Riabkov señaló además que aún no hay un acuerdo final sobre una posible cumbre entre Putin y Biden, que se baraja para junio y que podría tener lugar “en una de las capitales diplomáticas europeas”.

“Consideramos la posible cumbre como el evento más importante de nuestras relaciones bilaterales y también como una señal muy seria para toda la comunidad internacional”, sostuvo Riabkov.

Las tensiones entre el Kremlin y la Casa Blanca se dispararon en marzo pasado después de que el presidente de EEUU llamara “asesino” a Putin, tras lo cual Moscú llamó a consultas a su embajador en Washington, Anatoli Antónov, y recomendó al responsable de la legación estadounidense, John Sullivan, que abandone el país.

En abril, EEUU impuso sanciones a Rusia y expulsó a diez diplomáticos por su presunta interferencia en las elecciones presidenciales de 2020, su supuesto papel en el ciberataque masivo de SolarWinds y sus acciones en Ucrania y Afganistán.

El Kremlin respondió con medidas similares y recientemente incluyó a EEUU en una lista de “países inamistosos”, que implica que Washington no podrá contratar a personal local para sus representaciones diplomáticas en territorio ruso.

EFE