El Don Juan japonés: Conquistó a 4 mil mujeres y murió envenenado por su joven esposa

Este miércoles Saki Sudo (derecha) fue acusada por el asesinato de esposo, el magnate de 77 años Kosuke Nozaki, ocurrida en 2018 Foto: (Twitter @yan_widjaya)

 

Kosuke Nozaki tenía 77 años cuando murió, logró su fortuna con una empresa de licores, compra y venta de inmuebles y algunos otros negocios, obtuvo fama por escribir en su autobiografía cómo había conquistado a más de 4.000 mujeres.

Por Infobae

En lugar de coleccionar autos o yates, él prefería las citas con hermosas jóvenes, había gastado tres mil millones de yenes (27,5 millones de dólares) en cortejarlas… hasta que conoció a la hermosa Saki Sudo.

“La razón por la que gano dinero es por salir con mujeres atractivas”, rezaba un pasaje de su libro, publicado en 2016, cuyo título es Don Juan de Kishu, refiriéndose a la región de Japón en la que vivía.

“No me interesan los autos ni tampoco las casas. En cambio, tengo un deseo sin límites de mantener relaciones sexuales con bellas mujeres”, confesaba en el libro, que además incluía capítulos sobre cómo seducir a estudiantes universitarias y azafatas en aviones.

 

Foto: (Impresión de pantalla NHK)

 

La joven, bella y ambiciosa Saki Sudo lo conoció en otoño de 2017, ella tenía 21 años. En entrevistas, el millonario comentó que se conocieron en el aeropuerto Haneda, en Tokio, donde tropezó adrede para que Sudo, quien dijo ser modelo, lo ayudara.

Comenzaron a salir y rápidamente ella se volvió su favorita. Al casarse, le prometió proporcionarle una asignación mensual de un millón de yenes.

En una columna que Nozaki escribió para la web Gendai Business, en 2018, pocos meses antes de su muerte, dijo estar “seguro de ser feliz” al haberse casado con Sudo, a pesar de que le habían advertido que probablemente ella estaba con él por su dinero.

Nozaki se había casado anteriormente y se había divorciado dos veces y no tenía hijos, y su perro mascota, un perro salchicha en miniatura llamado Eve, fue su única compañera hasta que se casó por tercera vez, según el sitio web.

La muerte de Nozaki se produjo en un momento en que estaba invitando a sus conocidos al funeral de Eve en junio, después de que el perro muriera a principios de mayo.

 

 

La Policía japonesa detuvo este miércoles a Saki Sudo, la joven de 25 años, como presunta asesina de su esposo, Kosuke Nozaki, pocos meses después de contraer ambos matrimonio en 2018, informó el diario The Japan Times, citando fuentes policiales.

La decisión de acusar a Saki se produjo a pesar de la falta de pruebas claras de que ella cometió el crimen y sin una confesión. También ha sido acusada de violar la ley de control de drogas estimulantes.

Ahora la atención se centra en cómo la fiscalía intentará probar su caso.

En la noche del 24 de mayo de 2018, Nozaki fue encontrado muerto en su casa de Wakayama, tres meses después de casarse con Sudo, que entonces tenía 22 años, quien se describió a sí misma como modelo.

Según los informes, Sudo había estado solo con Nozaki durante al menos cuatro horas cuando colapsó después de la cena y murió. Una autopsia descubrió drogas estimulantes en su sistema, y la policía cree que ni Sudo ni Nozaki eran consumidores habituales de drogas.

Se descartó el suicidio y la cantidad de drogas encontradas en el sistema de Nozaki llevó a la policía a creer que era poco probable una sobredosis accidental.

 

“La razón por la que gano dinero es por salir con mujeres atractivas”, rezaba un pasaje de su libro, publicado en 2016, cuyo título es Don Juan de Kishu, refiriéndose a la región de Japón en la que vivía Foto: (Serie de autobiografías de Nozaki “Don Juan de Kishu”)

 

Supuestamente, Sudo buscó información online sobre drogas antes de la muerte de su marido, de acuerdo a la prensa.

Su muerte se convirtió en una sensación en los medios nacionales. Pero la falta de testigos, ninguna evidencia clara de que Sudo lo hiciera y sus negaciones significaron que no se realizó ningún arresto en los días posteriores a su muerte.

Sin embargo, la policía sospechaba que Sudo había envenenado a Nozaki con la esperanza de ganar algo de su fortuna. Si bien se desconoce el valor exacto de su patrimonio, la ciudad de Tanabe dijo que Nozaki había planeado entregar su propiedad, valorada en 1.300 millones de yenes, a la ciudad. Sudo habría obtenido una parte de la propiedad en su conjunto.

El caso registró pocos avances durante tres años. Pero en enero de este año, una revista sensacionalista semanal informó que Sudo tenía planes de mudarse a Dubai, y esta puede haber sido la razón por la que la policía decidió actuar en su contra.

Fue arrestada el 28 de abril sin cargos y detenida para ser interrogada. Según la ley, los sospechosos pueden permanecer detenidos hasta 23 días antes de ser procesados formalmente o puestos en libertad; el miércoles fue el día 23 de su detención.