Poder Electoral de Nicaragua canceló la legalidad de otro partido de oposición

Daniel Ortega

 

 

 

El Consejo Supremo Electoral (CSE) de Nicaragua canceló este miércoles la personalidad jurídica al Partido Conservador (PC), que en días recientes había expresado dudas sobre la transparencia de las elecciones generales de noviembre próximo, en las que el presidente Daniel Ortega busca su tercera reelección consecutiva.

“Recibimos una notificación de una página que dice: El CSE resuelve, único, cancelar la personalidad jurídica del Partido Conservador, notifíquese para todos los efectos de ley”, dijo a periodistas el presidente del PC, Alfredo César.

Este es el segundo partido político opositor despojado de su legalidad en menos de 24 horas. En la víspera el CSE canceló la personalidad jurídica del Partido de Restauración Democrática (PRD), que forma parte de la Coalición Nacional, uno de los principales bloques de oposición que busca derrotar a Ortega en los comicios del 7 de noviembre.

César atribuyó la decisión del CSE al hecho de haber anunciado que el PC no participará en las elecciones, debido a las sospechas de los opositores sobre un supuesto fraude electoral que favorecería a Ortega.

El presidente del PC, expresidente de la Asamblea Nacional (Parlamento), calificó de ilegal la acción del CSE, ya que se basó en una declaración informal y no en la falta que sanciona la ley, que es no inscribir a un candidato en la fecha correspondiente, en este caso del 28 de julio al 2 de agosto próximos.

César afirmó que su partido realizará gestiones legales para evidenciar la “ilegalidad” de la decisión del Poder Electoral, además de notificar a la Internacional Conservadora, compuesta por 82 partidos políticos de distintos países del mundo.

Esta es la tercera vez en la historia que el PC es despojado de su personalidad jurídica y la segunda bajo un Gobierno presidido por Ortega.

Fundado en 1851, el Partido Conservador es el más antiguo de Nicaragua, país al que ha gobernado con 14 presidente durante 56 años, la última vez en 1929. En 1990 fue parte de la Unión Nacional Opositora (UNO), que venció a Ortega de la mano de Violeta Barrios de Chamorro.

En el momento de perder su personalidad jurídica el PC contaba con una silla en la Asamblea Nacional, sin embargo no se encontraba entre las principales fuerzas opositoras y recibía señalamientos por supuestamente no jugar un papel necesariamente opositor.

Desde el despojo de la personalidad jurídica al PRD Ortega ha sido criticado por supuestamente asegurarse de no tener competencia de la oposición en el proceso electoral.

En las próximas elecciones, Ortega, quien gobierna Nicaragua desde 2007 tras haberlo hecho entre 1979 y 1990, se jugará 42 años de dominio casi total sobre la política nicaragüense.

EFE