Reino Unido confía en la efectividad de las vacunas frente a las nuevas variantes del coronavirus

El primer ministro británico, Boris Johnson, ofrece una conferencia de prensa en el número 10 de Downing Street, en medio del brote de la enfermedad por coronavirus (COVID-19), en Londres, Gran Bretaña, el 20 de abril de 2021. REUTERS / Toby Melville / Pool

 

 

 

El primer ministro británico, Boris Johnson, afirmó este miércoles que existe una “creciente confianza” en el Gobierno sobre la efectividad de las vacunas contra la covid-19 frente a “todas las nuevas variantes, incluida la conocida como variante india”.

El líder conservador compareció en la Cámara de los Comunes para la sesión semanal de preguntas al primer ministro, donde fue cuestionado reiteradamente, entre otros asuntos, por haber relajado las normas de viaje al extranjero desde el pasado lunes pese a la preocupación que suscita la citada variante en varias zonas de Inglaterra.

“Hemos revisado los datos de nuevo esta mañana y puedo afirmar que tenemos una creciente confianza en que las vacunas son efectivas contra todas las variantes, incluyendo la variante india”, remarcó el “premier”, que recordó que este país cuenta ya con el 75 % de su población adulta vacunada, lo que permite efectuar “progresos”.

Johnson defendió también el sistema “semáforo” que aplica el país para regular los viajes internacionales, que se reanudaron el pasado día 17 después de estar vetados desde enero salvo en casos excepcionales.

Por este mecanismo, los viajeros a países incluidos en la llamada lista “verde” o considerados de bajo riesgo tienen que hacerse menos tests y están exentos de cuarentena, que sí se aplica, junto con otras restricciones, a quienes visiten territorios “ámbar” o “rojos” (los de mayor riesgo).

Sobre ese punto, el líder laborista, Keir Starmer, exigió hoy al Gobierno “claridad” al considerar que el mensaje enviado hasta la fecha por el Ejecutivo con relación a los viajes a destinos de la lista “ámbar” -de riesgo medio-, en la que se incluye España, puede resultar confuso.

“Estamos intentando alejarnos de la legislación sin fin para apoyarnos en recomendaciones y en pedirle a la gente que haga lo correcto”, dijo Johnson.

También consideró que el mensaje de su Ejecutivo “está muy, muy claro” y remarcó que “no se debería viajar a un país de la lista ámbar excepto por circunstancias extremas, como una enfermedad grave de un familiar. No se debería ir de vacaciones a un país de la lista ámbar”.

El dirigente “tory” reiteró, como ya hizo ayer, que aquellos ciudadanos que viajen a alguno de esos destinos deberán, a la vuelta al Reino Unido, aislarse durante diez días y en caso de romper las reglas podrían ser multados con sanciones de hasta 10.000 libras (11.626 euros).

EFE