Ganaderos de Venezuela denunciaron que el chavismo ignora la crisis de combustible

Un niño agricultor usa ganado para arar la tierra durante la cuarentena nacional mientras la enfermedad por coronavirus (COVID-19) continúa en La Grita, Venezuela. REUTERS / Carlos Eduardo Ramírez

 

 

El principal gremio ganadero de Venezuela dijo el miércoles que hasta ahora no hay ningún resultado de los diálogos con la Asamblea fraudulenta bajo el control del chavismo, mientras las zonas rurales enfrentan una paralización de tractores y transporte por falta de combustible.

La escasez de diésel se ha agudizado en el país OPEP desde fines del 2020, cuando Estados Unidos, que busca presionar a Nicolás Maduro para que deje el cargo, puso fin a una exención de sus sanciones a la estatal petrolera PDVSA que le permitía intercambiar petróleo por diésel importado.

Esa escasez se suma a la crisis humanitaria tras años de hiperinflación y recesión, mientras solo 60% de los 36 kilos de alimentos que la dieta venezolana requiere, en promedio, cada mes estaba disponible a febrero, según los datos más recientes de la organización no gubernamental, Ciudadanía en Acción.

“No hay posibilidad de que podamos tener paz en un país, si no tenemos soluciones a la mano de una problemática tan grave como es la producción de alimentos”, dijo Armando Chacín, presidente de la Federación de Ganaderos de Venezuela (Fedenaga) en una conferencia de prensa en la sede del gremio.

En Fedenaga “tenemos 2 meses hablando en la Comisión de Diálogo, Paz y Reconciliación de la Asamblea Nacional (…) pero hasta los momentos no tenemos resultados”, agregó.

Dijo que todo el sector agroalimentario necesita 152.000 litros de diésel al día, pero de los más de 300 municipios de Venezuela, solo algunos reciben de 3.000 a 4.000 litros al mes.

Agregó que están produciendo solo 40% de su capacidad, es decir sólo llevan cada mes a los mataderos unas 100.000 reses.

Venezuela tiene unas 13 millones de hectáreas produciendo carne y 1 millón de hectáreas en el sector agrícola, con sembradíos de maíz y vegetales, entre otros; cuando el país sudamericano posee unas 35 millones de hectáreas disponibles para esas actividades, dijo Chacín.

El Palacio de Miraflores no respondió una solicitud de comentario.

Venezuela enfrenta una intermitente escasez de gasolina y diésel por años de desinversión y mantenimiento en la red de refinación estatal, con capacidad de producir 1,3 millones de bpd, a lo que se suman las limitaciones para importar combustible debido a las sanciones de Estados Unidos.

Con información de Reuters