Abuso de paracetamol en el embarazo aumenta riesgo de que el bebé sufra autismo o hiperactividad

Foto archivo: iStock

 

El paracetamol es uno de los pocos fármacos que no están contraindicados durante el embarazo. Se calcula que entre el 46% y el 56% de las embarazadas de los países desarrollados recurre en algún momento de la gestación a este fármaco, considerado el analgésico más seguro en ese periodo y en la infancia. Sin embargo, en los últimos años algunos estudios han empezado a relacionar la exposición prenatal al medicamento con un peor rendimiento cognitivo, problemas de comportamiento, Trastornos del Espectro Autista (TEA) o por Déficit de Atención e Hiperactividad (TDAH).

Por ABC

Ahora, un estudio epidemiológico liderado por el Instituto de Salud Global de Barcelona (ISGlobal), centro impulsado por la Fundación La Caixa, respalda estos resultados al hallar una relación directa entre la ingesta de acetaminofén –paracetamol– durante los meses de embarazo y la aparición antes o después del nacimiento de trastornos por déficit de atención e hiperactividad y del espectro autista en los bebés.

En el estudio, publicado en la revista ‘European Journal of Epidemiology’, se ha analizado a 73.881 niños de diferentes países europeos de los que se disponía de datos sobre la exposición prenatal o posnatal que tuvieron al citado fármaco. Dependiendo de la cohorte, entre el 14% y el 56% de las madres de estos menores informaron de que habían tomado paracetamol en su etapa de gestantes.

Los resultados son concluyentes y revelan que los menores que habían estado expuestos al paracetamol antes de nacer tienen un 19 por ciento más de posibilidades de desarrollar posteriormente síntomas de trastornos del espectro autista y un 21 por ciento más de probabilidades de sufrir trastornos por déficit de atención que los no expuestos.

Para leer más, ingresa aquí