Más de 800 kilos de cocaína negra y sin olor, el sofisticado hallazgo de la policía española

Es el primer caso conocido em España de cocaína camuflada en sacos de carbón. Foto: infobierzo.com.

 

La policía española reportó un extraño hallazgo que logró llevar a la captura de tres personas implicadas en una red que presuntamente introducía cientos de kilos de cocaína de contrabando a Europa disfrazándose de carbón y liberándola de su olor natural para eludir a los perros rastreadores de los controles aduaneros.

La red venía siendo investigada por los agentes de la Policía Nacional de España y la Policía Judicial de Portugal desde principios de 2020 después de que notaron que una empresa comercial estaba utilizando una variedad de organizaciones fachada para realizar importaciones sospechosas que no concordaban con sus supuestas operaciones comerciales.

Rastrearon el negocio hasta un conocido narcotraficante vasco que una vez pasó 11 meses detenido en Bolivia.

Luego, una estrecha vigilancia llevó a las autoridades portuguesas a un puerto donde el contenido de dos contenedores de carbón dio positivo en cocaína.

“El modus operandi implicó el uso de un complejo proceso químico para camuflar las drogas como carbón vegetal, un proceso que fue llevado a cabo por los carteles mexicanos y colombianos que suministraron al presunto capo”, dijo la fuerza española en un comunicado.

“La droga se volvió casi indetectable porque su forma y color eran muy similares a los del carbón. Además, se eliminó el olor característico de la cocaína, por lo que no podría ser detectado por perros especialistas en narcóticos “, agregaron.

Los oficiales descubrieron que la pandilla había colocado 30 sacos de “carbón de cocaína” entre 1.364 sacos de carbón real para dificultar la detección.

Cincuenta oficiales españoles y portugueses rastrearon los dos contenedores cuando fueron llevados en camión desde Portugal al norte de España, donde se debía separar su contenido y recuperar la cocaína en un laboratorio.

Tan pronto como los camiones llegaron a la base de la banda en un polígono industrial de la localidad de Medina del Campo, en la región norteña de Castilla y León, la policía intervino, detuvo a tres personas y se incautó de 862 kilos de cocaína.

“Esta importante operación no solo ha resultado en la detención de un conocido narcotraficante, también ha producido una de las mayores incautaciones de cocaína registradas en Castilla y León”, dice el comunicado de la policía española. “Es más, se ha convertido en un modus operandi que no se había visto antes”.

Esta es la mayor operación contra el narcotráfico desarrollada en Castilla y León e involucró un cargamento que en el mercado negro hubiera tenído un valor superior a los 30 millones de euros (36.6 millones de dólares).

De acuerdo con las autoridades españolas, la droga procedía de Barranquilla (Colombia) y su destino final era llegar al País Vasco.