Persecución en Nicaragua: Inhabilitaron a Chamorro para las elecciones presidenciales

La periodista Cristiana Chamorro Barrios, hija de la expresidenta Violeta Barrios de Chamorro (1990-1997), participa hoy en una rueda de prensa en la sede del partido Ciudadanos por la Libertad (CXL), en Managua (Nicaragua). EFE/ Jorge Torres

 

Cristiana María Chamorro Barrios, contra quien se dictó una orden de detención por un caso de presunto lavado de dinero, fue inhabilitada este miércoles por la justicia de Nicaragua para participar en las elecciones presidenciales de noviembre.

El Juzgado Quinto de Distrito de lo Penal de Audiencias Circunscripción Managua resolvió hacer lugar “a las medidas precautelares solicitadas por el Ministerio Publico” en contra de Chamorro Barrios, acusada por los delitos de gestión abusiva, falsedad ideológica, ambos en concurso real con lavado de dinero, bienes y activos.

El fallo judicial contra la hija de la ex mandataria Violeta Barrios de Chamorro (1990-1997) se sustenta en el artículo 35 de la Ley de Prevención, Investigación y Persecución del Crimen Organizado y de la Administración de los Bienes Incautados, Decomisados y Abandonados, explicó el Poder Judicial -afín al régimen de Daniel Ortega- en una nota divulgada por el Ejecutivo sandinista.

La Fiscalía solicitó a la Justicia la inhabilitación para cargos públicos a Chamorro Barrios, quien es la figura de la oposición con mayor probabilidad de ganar las elecciones de noviembre, según una encuesta de la firma CID Gallup.

Además, solicitó la retención migratoria, y la prohibición de concurrir a determinadas reuniones o lugares relacionados con los hechos que se investigan por lo que Chamorro Barrios, según el fallo judicial, “deberá abstenerse de asistir a cualquier tipo de reuniones o actividades por la gravedad de los delitos investigados”.

“Asimismo, se inhabilita a la ciudadana Cristiana María Chamorro Barrios para ejercer cargos institucionales y públicos por no estar en pleno goce de sus derechos civiles y políticos, por encontrarse en un proceso penal investigativo”, según la nota.

La jueza Karen Chavarría Morales, titular del Noveno de Distrito Penal de Audiencia de Managua, giró este miércoles una orden de allanamiento y detención contra Chamorro Barrios, que dirigió la ONG Fundación Violeta Barrios de Chamorro hasta febrero pasado, cuando debió cerrar por la persecución del régimen.

La jueza también ordenó radicar las diligencias y dar el trámite de ley al proceso judicial. “Una vez aprehendida y puesta a la orden de la autoridad judicial, a la acusada se le realizará la respectiva audiencia”, indicó.

La Policía de Nicaragua allanó la vivienda de la aspirante opositora a la Presidencia, aunque no se tiene información aún si fue detenida.

El equipo de prensa de Chamorro Barrios confirmó a la agencia EFE que agentes policiales se encuentran en la vivienda de la aspirante presidencial por la oposición, ubicada en el sur de Managua.

Según el Ministerio de Gobernación, la Fundación Violeta Barrios de Chamorro, dedicada a la protección y promoción de la libertad de prensa y de expresión, “incumplió gravemente sus obligaciones ante el Ente Regulador, y del análisis de los Estados Financieros, período 2015-2019, se obtuvieron claros indicios de lavado de dinero”, por lo que se “ha informado al Ministerio Público para (abrir) la investigación correspondiente”.

Por ese caso, la Fiscalía ha llamado a declarar en calidad de testigos a una veintena de periodistas, incluyendo al dueño de la popular emisora La Corporación y ex candidato a la Presidencia, el nonagenario Fabio Gadea, y a la copropietaria del canal 100 % Noticias Verónica Chávez.

También al escritor, novelista y ex vicepresidente de Nicaragua Sergio Ramírez Mercado en su calidad de representante legal de la ONG Fundación Luisa Mercado, que mantuvo relación con la Fundación Violeta Barrios de Chamorro.

La opositora nicaragüense ha rechazado las acusaciones en su contra al considerarlas una “farsa” para evitar su participación en las elecciones. La ley nicaragüense impide postular a cargos públicos a personas con proceso penal abierto.

“Prohibir arbitrariamente a la lideresa de la oposición Cristiana Chamorro refleja el temor de Ortega a unas elecciones libres y justas. Los nicaragüenses merecen una democracia real”, dijo en su cuenta de Twitter el secretario de Estado norteamericano, Antony Blinken.

La Secretaría general de la Organización de los Estados Americanos (OEA), por su parte, rechazó que se inhabilite en Nicaragua la candidatura política de Cristiana Chamorro. “Nicaragua se encamina a las peores elecciones posibles, y este nuevo atentado a la democracia verificado ayer imposibilita más aún la existencia de elecciones libres, justas y transparentes en el país”, indicó la oficina de Luis Almagro en un comunicado.

“Acciones como ésta restan toda credibilidad política al gobierno y a los organizadores del proceso electoral”, agregó. Almagro recordó que “el manejo politizado de la justicia y la proscripción de facto de candidatos” violan pactos internacionales firmados por Nicaragua, como la Carta Democrática Interamericana y la Carta de la OEA.

Con información de EFE y AFP