Bielorrusia amenazó con medidas de represalia por sanciones de EEUU

Lukashenko
Una foto del folleto facilitada por Belta muestra al presidente bielorruso Alexander Lukashenko. EFE / EPA / MAXIM GUCHEK / BELTA

 

 

Bielorrusia anunció el jueves medidas de represalia contra Washington, entre ellas reducir el personal diplomático estadounidense en el país, tras la entrada en vigor de nuevas sanciones contra Minsk.

“No podemos pasar por alto esta procedimiento inamistoso”, declaró el portavoz del ministerio bielorruso de Relaciones Exteriores, Anatoli Glaz, en un comunicado, precisamente cuando se instauran sanciones económicas por parte de Estados Unidos a nueve empresas públicas de Bielorrusia.

Entre las medidas de represalia figuran “la reducción del personal diplomáticos, administrativo y técnico” de la embajada de Estados Unidos en Minsk y “el endurecimiento del proceso de entrega de visados” bielorrusos, según el comunicado.

Bielorrusia también retiró la autorización de trabajar en el país a la Agencia de los Estados Unidos para el Desarrollo Internacional (USAID), precisó.

En Washington, el portavoz de la diplomacia estadounidense Ned Price confirmó que Minsk notificó sus decisiones, que “entrarán en vigor el 13 de junio”.

“Desafortunadamente, las autoridades bielorrusas fueron las que llevaron nuestra relación a esta situación con su represión incesante y creciente contra sus ciudadanos”, agregó.

Las sanciones estadounidenses contra nueve empresas públicas bielorrusas fueron restablecidas en abril tras la violenta represión de las manifestaciones prodemocracia en Bielorrusia.

“Son acciones ilegítimas que van contra el derecho internacional y buscan presionar a un Estado soberano”, insistió Glaz. Las medidas tendrán un impacto sobre todo “en los ciudadanos bielorrusos de a pie”, añadió.

La semana pasada, Washington anunció que elaboraba con la Unión Europea sanciones adicionales contra Bielorrusia, tras el desvío de un avión europeo por parte de Minsk y la detención de un periodista disidente que iba a bordo.

AFP