El Tiempo: Brujas y rezos, creencias de los narcos para ‘asegurar’ cargamentos

Que sus cargas lleguen bien, que las proteja donde quiera que vayan. Que estas velas que le he montado lleven su camino (…) ya le prendí a la Santa Muerte a Uchú. Que sus cargas lleguen bien a donde van oh Santa Muerte, por este humo que te ofrezco, por estos tabacos”.

Por eltiempo.com

Estas son las palabras que se escuchan replicar a una mujer, que le reza a la Santa Muerte, para que un cargamento de cocaína llegue a su destino.

El video fue incautado por la Policía Nacional en medio del allanamiento que hicieron a la casa de un hombre al que llaman ‘El Enano’, jefe de un cartel dedicado al tráfico de cocaína desde la costa Pacífica nariñense, hacia México.

‘El Enano’, pudieron evidenciar los investigadores, recurre hace algunos años a una mujer a la que llaman ‘Mamá Santa’, y que vive por la zona selvática nariñense, en la punta de Mataje, que une la frontera de Ecuador y Colombia.

Moradores de la región dice que es la misma mujer que rezó a Walter Patricio Arizala, ‘Guacho’, (un sanguinario narcotraficante que fue muerto por la Fuerza Pública en diciembre de 2018), para que supuestamente se convirtiera en perro – un perro negro – y así burlar el cerco de las autoridades.

‘El Enano’, considerado como ‘narco puro’, concretó nexos directos con “organizaciones narcotraficantes de países como: Costa Rica, México, Honduras, Ecuador y Panamá”, aseguró a EL TIEMPO un investigador de la Policía Judicial, Dijín, que le dio captura en abril, de este año.

Precisamente, en varios de sus viajes a México – para negociar el envío de toneladas de cocaína, especialmente con el cartel ‘Jalisco Nueva Generación’ – fue que conoció la adoración de sus socios mexicanos a la Santa Muerte.

En México, la veneración a la Santa Muerte es muy popular, y ahora, dicen investigadores, acuden a ella los carteles, que a través de ofrendas – le piden que los cuide y proteja sus cargas de cocaína.

“Le rezan a la muerte, a lo que significa y le dan un poder infrahumano, mezcla antepasados -indígenas – mexicanos y un inframundo. Es una práctica que rechaza la Iglesia Católica”, dijo el padre Carlos *, quien acompaña muchas de las actividades de la Policía.

Todo indica que ‘El Enano’, le pidió a ‘Mamá Santa’, una mujer que está sobre los 60 años, de la cual afirman nunca ha salido de la región, que aprendiera sobre la Santa Muerte para poder rezar los cargamentos de cocaína.

“Que se caiga un cargamento, es decir, que lo incauten las autoridades trae graves consecuencias dentro de estas organizaciones ya que son millones de dólares los que se pierden. De inmediato se piensa en una traición y se registran vendettas, a lo que se suma la pérdida de confianza, por eso le ponen fe a rezar cada carga”, dijo el investigador, quien se declaró escéptico a este tipo de creencias, aunque puntualizó: “no hay que creer en las brujas, pero que las hay, las hay”.

Al hombre, la Policía y la agencia Antidrogas de Estados Unidos, DEA, lo señalan del envío de al menos 10 toneladas de cocaína a Norteamérica.

Las brujas y los del ‘clan del Golfo’

Las diferentes direcciones de la Policía Nacional – en sus operaciones contra las redes criminales – han evidenciado que muchos jefes buscan la protección de aquellos que afirman tener poderes especiales a través de espíritus o fuerzas demoníacas para no ser capturados o morir.

“Lo hemos visto en las cárceles, en casas lujosas, o ranchos que hemos allanado. ¿Qué vemos? altares ligados a la Santería, otros a la magia negra, y otros a lo que llaman brujería blanca. Que yo le repito: no creo, pero que de seguro alcanzan algún objetivo”, señaló el investigador de la Dijín.

Además de rezar las toneladas de coca que van a enviar – para que no se caigan – buscan protegerse así mismos, y de acuerdo con las actividades realizadas (en medio del trabajo de lo policías), han evidenciado que los que más están recurriendo a este tipo de “protecciones”, son los narcos del ‘clan del Golfo’.

De hecho, cuando la Policía dio muerte a Nelson Hurtado, alias Marihuano, (febrero de 2020), quien fungía como segundo al mando del ‘clan del Golfo’, en el lugar del operativo encontraron una especie de altar con varias ‘contras’ de protección para sus hijas. (ver foto).

El padre Carlos* dijo que varios comandos le contaron que una madrugada, de un día cualquiera de este año, iban a lanzar una operación para dar captura a uno de los duros del ‘Clan’, y que cuando iban a ingresar al lugar, “el hombre estaba realizando un ritual, feo, como de magia negra. Me cuentan los muchachos que era tan mala la energía que se erizaron y sintieron que una bruma los cubría”, relató.

Aunque la captura se concretó, los uniformados aseguran que fue una “experiencia muy rara, que llegó a asustarlos”, dijo el padre, quien señaló que “siempre ha existido y existirá la lucha entre el bien y el mal”.

‘Cuchillo’ pidió no morir por una bala

Pedro Oliveiro Guerrero, era conocido con el alias de Cuchillo, en el 2010 llegó a ser uno de los criminales y narcotraficantes más buscados del país.

Libró una guerra territorial en los Llanos orientales con otras redes criminales, y en su momento, de acuerdo con Estados Unidos, envío toneladas de cocaína a ese país, por lo que lo requerían en extradición.

De ‘Cuchillo’, decían sus hombres, recurría con cierta frecuencia a una consejera espiritual, bruja, en las selvas del Guaviare, que muy joven “lo rezó y lo selló”, y le dio una ‘contra’ – que llevaba en su cuello – para que nunca lo atravesara una bala o un elemento cortopunzante.

En su momento, a ‘Cuchillo’ lo llamaron el ‘asesino de asesinos’, por lo que era un objetivo de alto valor, y la prioridad era su captura o muerte. La Policía Antinarcóticos, a través de fuentes, estableció que ‘Cuchillo’ iba a pasar el 24 de diciembre de 2010 con su familia, en una finca, que él había mandado construir en zona selvática de Mapiripán, en Meta.

A la madrugada del 25 de diciembre irrumpieron en el lugar dos helicópteros Black Hawk de la Policía, y por tierra, el lugar fue copado por los Comandos Jungla. De acuerdo a los reportes de Antinarcóticos, ‘Cuchillo’ estaba totalmente ebrio, por lo que dos de sus escoltas lo sacaron del lugar, cargado de los brazos.

Sus subalternos lo arrastraron para evitar que fuera capturado, pero al sentirse presionados por los disparos que les hacían desde uno de los helicópteros soltaron el cuerpo de ‘Cuchillo’ y se dieron a la fuga.

Los uniformados buscaron a ‘Cuchillo’ en la finca e inmediaciones, la hipótesis era que podría estar herido, lo claro en ese momento era que no había rastro de él. Tres días después, el 28 de diciembre, sobre las 5 de la tarde, su cuerpo apareció flotando en un riachuelo, en avanzado estado de descomposición.

Medicina Legal dictaminó que el narco, por quien se ofrecían hasta mil millones de pesos en recompensa, murió ahogado. La necropsia confirmó que no se encontraron en su cuerpo heridas por arma de fuego u otro tipo de elemento.

En los corridos que compusieron en su honor, como es común en la cultura de los narcos, destacaron el rezo de la bruja, y que gracias a la ‘contra’ nunca le entró una bala o un cuchillo.

Como esta, muchas historias y leyendas alrededor de las brujas, hechiceras y ritos a los que los narcotraficantes recurren buscando protección para sus vidas.