Hermanos, asesinos y cómplices: La macabra trama tras femicidio en Argentina

Sandro Zárate, principal sospechoso.

El martes por la noche, el cadáver de una mujer semidesnuda, con un golpe en la cabeza y cortes en distintas partes del cuerpo fue encontrado en un descampado de Merlo sobre la calle Iwanosky, cercano al club El Remanso. Un grupo de mujeres que pasaba por la zona, al ver el cadáver, alertó al 911.

Por: Infobae

En el lugar, efectivos de la Comisaría 3° de Merlo encontraron al cuerpo en el fondo de un vivero y a unos 50 metros de la calle. El hallazgo fue ciertamente grotesco: la víctima, que estaba desnuda, rodeada de su ropa tenía entre 35 y 40 años. Una herida en el cráneo producto de un golpe con un objeto contundente habría sido la herida mortal.

La fiscal Adriana Suárez Corripio, titular de la UFI N°8 de Morón, se presentó de inmediato en el lugar y convocó a peritos de Policía Científica. A mediados de la mañana de hoy, el misterio continuaba: la mujer encontrada muerta no había sido identificada.

No había búsquedas de persona activas de personas que se asemejen a las características de la víctima, revelaron fuentes del caso a Infobae. La ropa sí estaba en el lugar: se hallaron calzas deportivas, una remera, buzo, barbijo, ropa interior. Sin embargo, no se encontró una cartera, una mochila o un celular. Los vecinos en sus relatos tampoco refirieron nada. La zona era principalmente de descampados.

El club El Remanso, cercano a donde apareció el cuerpo.

El cuerpo, que no tenía tatuajes a simple vista o una marca distintiva evidente, no estaba mutilado. Tampoco exhibía, otra vez a simple vista, signos de abuso sexual. Así, Suárez Corripio deposita sus esperanzas en dos medidas que requirió: la identificación de huellas dactilares con un cruce de la base de datos del RENAPER y la autopsia al cuerpo que se llevará a cabo en las próximas horas en la Morgue Judicial de Ituzaingó.

Ayer, a mediados de la tarde, la víctima fue identificada: Sandra Marilín Carricaberi, de 42 años, con domicilio en la calle Larsen al 1000 en Merlo, a diez cuadras de donde fue encontrada muerta. Poco después, el hombre que fue su última pareja era detenido por la DDI de Morón de la Policía Bonaerense: Sandro Zárate, de 45 años, se quebró ante testigos y confesó haberla matado. Dijo que la mató en venganza cerca de las 4 AM del martes porque, supuestamente, Sandra le había sido infiel, aseguró que la asesinó a golpes y desnudó el cadáver al arrojarlo al baldío para disimular el crimen, un relato que deberá reiterar ante la fiscal Suárez Corripio en su indagatoria.

Hoy por la mañana, hubo un nuevo detenido: su hermano.

Marcelo Alejandro Zárate, acusado de ser el cómplice de su hermano.

Marcelo Alejandro Zárate, panadero, 13 años más joven que el principal sospechoso, fue arrestado esta madrugada tras el testimonio de una mujer que lo señaló por supuestamente haberlo visto unas horas antes en el lugar del hallazgo del cuerpo de Carricaberri. Allanaron su casa, que compartía con su hermano, y encontraron un buzo azul de polar y un bóxer gris, que podrían llegar a tener relación con el crimen, según fuentes policiales. ¿Acaso ayudó a su hermano a deshacerse del cuerpo?