Europarlamentarios piden a Borrell que aplique la “cláusula democrática” si no cesa la violación de DDHH en Nicaragua

Leopoldo López Gil, el eurodiputado ya prepara el documento para presentarlo en el PP europeo / Foto vía ALnavío

 

 

 

Europarlamentarios han pedido por carta al Alto Representante, Josep Borrell, que contemple la posibilidad “de activar la cláusula democrática incluida en el Acuerdo de Asociación entre la Unión Europea y Centroamérica, del cual Nicaragua es parte”.

La misiva ha sido impulsada por el eurodiputado del PP y el portavoz del Grupo Popular Europeo para temas de derechos humanos, Leopoldo López Gil, y ha sido apoyada por 33 eurodiputados en total, entre ellos la portavoz del PP en el Parlamento Europeo, Dolors Montserrat.

Los firmantes han mostrado al Alto Representante su preocupación por la situación en este país, donde “la violencia, la represión y privaciones de libertad arbitrarias se han multiplicado a lo largo de los últimos 3 años”. Por ello, piden que se aplique la cláusula “de no cesar esta situación de violación de derechos humanos y libertades fundamentales de los nicaragüenses”.

FALTA DE VOLUNTAD DEL GOBIERNO PARA DIALOGAR CON LA OPOSICIÓN

Los eurodiputados tachan de “inconcebible la falta de voluntad por parte del gobierno actual de entablar el diálogo con la oposición para avanzar en los acuerdos alcanzados en marzo de 2019, especialmente en lo que respecta a la liberación de las personas privadas de libertad y al fortalecimiento de los derechos y garantías de los ciudadanos”.

“Es importante destacar además la carencia de progreso del gobierno en la implementación de reformas electorales e institucionales destinadas a garantizar unas elecciones libres, justas y transparentes”. Por el contrario, dice la carta, “vemos con mucha preocupación las reformas electorales aprobadas sin responder a los parámetros establecidos por la comunidad internacional”.

Los eurodiputados firmantes recuerdan que “unas elecciones libres, transparentes y con garantías son la única manera para poner fin a la profunda crisis política que Nicaragua está sufriendo. Desafortunadamente, pareciera que el objetivo del Sr Ortega es seguir los pasos de dictadores y tiranos populistas de la región e intentar permanecer en el poder a costa de la libertad, la justicia, la prosperidad, y la democracia en su país”.

Para concluir, la carta subraya que “es esencial que la Unión Europea, ahora más que nunca, tienda su mano al pueblo nicaragüense y condene de inmediato las actuales condiciones que llevarán a un fraudulento proceso electoral, ante el cual no enviará misión de observación electoral si no cumple con las garantías mínimas para que se lleve a cabo”.

Comunicado de prensa