Luis Miguel, acusado de utilizar a su hija para triunfar con su serie

Foto: Archivo

 

Fue a finales de 2005 cuando Michelle Salas, que entonces tenía 18 años, declaró a una revista que el cantante Luis Miguel era su padre. Su madre, la cantante y actriz mexicana Stephanie Salas, se quedó embarazada del artista a los 19 años y siempre se negó a hablar sobre el asunto y reclamó a los medios que respetaran la privacidad de su hija y cuando la joven cumplió la mayoría de edad decidió darse a conocer ante el mundo entero. “Soy hija de Luis Miguel, no se traumen”, afirmó con rotundidad desde una portada en papel couché. -Además de Michelle, Luis Miguel tiene dos hijos más: Miguel y Daniel, fruto de su relación con la también actriz y cantante mexicana Aracely Arámbula.

Por ABC

 

“El Sol de México” reconoció a Michelle como su hija cuando ésta aún era bebé e incluso después de terminada su relación con Stephanie Salas, él visitaba a la pequeña los fines de semana, la cubría con regalos y se la llevaba de vacaciones a su casa de Acapulco.

El último año ha sido emocionalmente intenso para Luis Miguel, después de la emisión de su vida a través de dos temporadas de una serie emitida en Netflix. Es más, la plataforma online ha confirmado esta semana que la historia continuará en una tercera entrega protagonizada por el actor Diego Boneta que da vida al cantante. Esta será la última temporada que cerrará todas las tramas abiertas del cantante afincado en Miami, que se adentran en episodios oscuros de su protagonista.

Este martes, Michelle Salas utilizó su perfil del Instagram (en el que acumula más de 1,7 millones de seguidores) para denunciar que ella no había tenido ninguna implicación en la producción de la serie. “Yo no permití en ningún momento el uso de mi imagen, mi nombre y mi vida personal. Tampoco me consultaron si yo estaba de acuerdo con que mi vida se convirtiera en una serie de televisión y en uno de los personajes principales de esta”, e incluso aseguró que le parecía “innecesaria, irrespetuosa y desafortunada la manera en que la producción decide tratar a una mujer” para sexualizarla “explícitamente a los 19 años de edad y violentando su intimidad”.

Para leer más, ingresa aquí