Luisito Comunica visitó en Medellín el barrio que construyó Pablo Escobar

‘Luisito Comunica’ durante su paso por la Comuna 13 de Medellín. Foto: Instagram

 

Por la atención que ha recibido el país a raíz de las manifestaciones del paro nacional, el ‘youtuber’ Luis Arturo Villar Sudek, mejor conocido como ‘Luisito Comunica’, visitó Colombia e, incluso, se unió a una protesta en Cali en señal de apoyo a los marchantes. Ahora, aún conociendo Colombia, se encuentra recorriendo Medellín, la segunda ciudad más importante del país.

Por Infobae

En su paso por la ciudad, ha conocido las principales zonas populares y emblemáticas de la capital de Antioquia mientras documenta sus hallazgos con su cámara de video. Sin embargo, uno de los lugares que más llamó la atención del mexicano fueron las zonas que aún hacen referencia a la violencia urbana a causa del narcotráfico que se vivió entre los ochentas y noventas.

Primero, el influenciador pasó por el Parque Memorial Inflexión, el cual está ubicado en el noroccidente de la capital de Antioquia. El parque fue inaugurado en diciembre de 2019 como homenaje a las víctimas del terrorismo a manos de organizaciones narcotraficantes. El muro, uno de los monumentos del parque, cuenta con 46.612 perforaciones que conmemoran los muertos entre 1983 y 1994.

“Este sitio que me trajeron a visitar, wow, es muy fuerte y muy duro. Se trata del parque Inflexión que es un memorial a las víctimas del narcotráfico durante los años ochentas y noventas. Fue como la época más fuerte de Pablo Escobar. Los años más violentos de Colombia, sin duda”, dijo el infuenciador, quien mencionó las mas de 46 mil muertes.

También, se detuvo en la línea de tiempo que ilustra los atentados que sucedieron y con qué artefacto fueron realizados. “Muy triste, muy perturbador. Este parque se inauguró en diciembre de 2019 y recuerda a todas las víctimas que murieron injustamente. (…) Sin duda, muy valioso”, añadió.

Y eso no fue todo. El ‘youtuber’ visitó un barrio de la Comuna 9 de Medellín que Escobar construyó mientras hacía campaña al Senado de la República en 1984, mientras pretendía trascender de su curul en la Cámara de Representantes. El barrio, denominado en primera instancia ‘Medellín sin tugurios’ se autoproclamó el barrio ‘Pablo Escobar’ por petición de los agradecidos residentes.

En años anteriores, el barrio era un basurero con casas hechas de forma rudimentaria en materiales como madera y plástico. Según El Tiempo, el delincuente logró construir casas para al menos 400 familias sin pedir nada a cambio. Según los habitantes del barrio, dado al nombre y a la historia, el sector no aparece en el mapa de la ciudad.

“Es un barrio que Pablo Escobar hizo y donó con su dinero. Esto fue cuando él tenía en la mente estar en el mundo de la política. De hecho, quería ser presidente y esto fue parte de su campaña. (…) Este sitio fue construido en un tugurio, es decir, un basurero”, dijo ‘Luisito Comunica’.

Según el mexicano, lo percibió como un barrio pacífico en el que se “respira la cotidianidad de Medellín”. Sin embargo, saltó a la vista que los habitantes del barrio se encuentran agradecidos con el temido criminal.

“La gente del barrio está muy agradecida con Escobar y desean dar a conocer al mundo lo positivo (dentro de todo lo horrible y sumamente negativo) que hizo”, añadió el famoso ‘vlogger’.

Incluso, logró una entrevista con Yamile, una peluquera que tiene un salón temático con la cara de Pablo Escobar impresa en todas las paredes. Según el mexicano, la mujer recibe visitas periódicas de la familia del capo de la droga.

Antes de su paso por dicho sector, el ‘youtuber’ visitó la famosa Comuna 13 que, después de ser un barrio peligroso, se volvió un atractivo turístico ubicado en el centro-occidente de la capital de Antioquia. “Solía ser la más peligrosa de toda Medellín, pero se ha ido reformando. Está llena de cultura y de arte urbano. Estoy muy emocionado”, afirmó el mexicano, quien se tomó varias fotos con locales que lo acogieron.

 

Foto: Instagram de Luisito Comunica

 

“La vida de las pandillas va en declive. Hoy en día, las personas no sueñan con ser pandilleros. Sueñan con ser artistas urbanos, con el turismo, con ser ‘youtubers’, ‘instagrammers’, músicos, reggaetoneros… Es, de verdad, algo lindo”, añadió.